Los bonos bajaron 2% y el dólar cerró a $ 3,07, el precio más alto del año.

La divisa de EE.UU. llegó a tocar los $ 3,10. La Bolsa de Buenos Aires bajó 1,97%.

Por
17deDiciembrede2005a las08:22

Dicen que los mercados sobreactúan. Tal vez por eso el dólar cerró ayer a $3,07 (el precio más alto del año), los bonos cayeron en promedio un 2% y la Bolsa registró una baja de 1,97%, debido a la incertidumbre que se instaló en en el mundo de las finanzas tras el anuncio del presidente Néstor Kirchner sobre la cancelación del total de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Los operadores de afuera están temerosos porque creen que esto viene acompañado de una izquierdización de la economía argentina", le dijo a Clarín un experto analista del mercado. Y explicó que "el temor a una menor racionalidad económica los lleva a vender sus bonos en pesos y pasarse al dólar, ya sea en efectivo o en títulos dolarizados; tienen temor a que la cotización del dólar de ahora en más no sea estable".

Ayer, los bonos en pesos cayeron con fuerza: el Par perdió 2,65%, el Discount 1,70%, y el Boden 2014 0,90%. En cambio, los bonos en dólares subieron, tal es el caso del Boden 2012 —el más líquido del mercado— que pasó de $ 270 a $ 274,82.

De todas maneras, este analista consideró que "a medida que lleguen las precisiones, el mercado se irá calmando". Se refería a lo que la mayoría de los operadores pronostican: que sobre el final de la semana que viene, el mercado podría calmarse y dejar de vender bonos en pesos y comprar dólares. Si eso ocurre, los bonos frenarían su caída y el dólar dejaría de subir a ritmo acelerado.

Ayer, la divisa trepó cuatro centavos y terminó a $ 3,07, tras haber arañado los $ 3,10 cerca del mediodía en las pizarras de las casas de cambio. El Banco Central, que no compró divisas en el mercado spot, intervino fuerte en el mercado de futuros de la Bolsa de Rosario, el Rofex.

"El aumento del tipo de cambio parece una sobre-reacción inicial, pero en pocos días debería acomodarse de nuevo en torno a los $ 3", le dijo a Clarín Javier Alvaredo, economista de la consultora MVA Macroeconomía.

Sin embargo, advirtió que "el anuncio aumentó la sensación de que será difícil que el tipo de cambio pueda apreciarse en los próximos meses porque el Central estará presente comprando dólares para las reservas".

En Brasil, las compras del Banco Central ya están provocando un efecto de suba del dólar. Ayer, apenas 72 horas después de que el presidente Lula Da Silva anunciara la cancelación de la deuda con el FMI, el dólar cerró a 2,337 reales. Con la suba de ayer, el dólar ya lleva ocho días de suba ininterrumpida, en los que acumuló un alza del 7,34%.

En Buenos Aires, no faltan los analistas que pronostican que podría ocurrir algo parecido. De todas maneras, —más allá de que son muchos los que vaticinan que en los primeros meses del 2006 el dólar estará más cerca de los $ 3,05 que de los $2,90—, lo cierto es que la mayoría augura que la semana próxima el clima en los mercados se calmará y la incertidumbre quedará atrás.

"En algunos días más el clima comenzará a estabilizarse", sostuvo Eduardo Blasco, de la consultora Maxinver. Y advirtió que "cuando eso pase, los mercados pondrán la mirada estrictamente en lo fiscal".

"Lo que importa en realidad son las señales que se envían respecto de la solvencia del sector público, y la principal señal en ese sentido es el nivel del superávit primario que no debería estar por debajo del 4%.", sostuvo Blasco.

Candelaria de la Sota.

Temas en esta nota