El BCRA, a US$ 300 millones de su meta

Confirmaron que el refuerzo para las reservas proveniente del Banco de Basilea llegará hasta los 700 millones de dólares

22deDiciembrede2005a las08:40

Ayer, el ingreso en las reservas de otros US$ 283 millones dejó al Banco Central (BCRA) cerca de cumplir con la regla que lo obliga a tener en su poder, el 4 del mes próximo (día posterior del pago al FMI), un monto en oro y divisas suficiente para respaldar el 100% de la base monetaria, es decir, los pesos en circulación o con posibilidad inmediata de hacerlo.

La inyección de fondos le permitió a la entidad recomponer lo cedido anteayer por el pago de una cuota regular de US$ 285 millones al FMI. La cancelación total se postergó hasta el 4, ya que el 2, como oficialmente se había anunciado, es feriado en EE.UU.

Los dólares ingresados ayer se relacionan con el cómputo gradual de los aportes ya realizados o comprometidos por Venezuela (se sumaron otros US$ 196 millones de la compra por $ 400 millones a valores netos que hizo de Boden 2012) y el Banco Internacional de Pagos (otros US$ 100 millones ayer), también conocido como Banco de Basilea, y con la pequeña compra de ayer de dólares (US$ 12 millones).

Este ingreso, más los pendientes por refuerzos extras que restan (llegarán otros US$ 300 millones de Basilea, ya que ayer se confirmó que la línea prevista de 500 millones se extenderá hasta 700 millones), dejan a la entidad a sólo 300 millones de cumplir con la nueva regla de cobertura monetaria a siete jornadas hábiles de la fecha estipulada para cumplir ese objetivo, tomando en cuenta los últimos datos sobre base monetaria, reservas y el tipo de cambio actual.

La tarea pendiente

Según pudo establecer LA NACION, Martín Redrado confía en cerrar la brecha apelando a "sintonía fina" con dos de las variables que inciden: la base monetaria y el monto de las reservas, que podría recibir en los próximos días un refuerzo del Tesoro Nacional (ayer el Banco Nación estuvo entre los compradores, tras larga ausencia).

Esa definición muestra que su intención no es poner en juego la tercera variable: el tipo de cambio. Redrado sabe que la intervención en la plaza cambiaria que concretaron anteayer (y ayudó a subir un centavo el precio mayorista del dólar) fue tomada por los operadores como un virtual seguro de cambio. "Sabemos que quedaron todos haciendo cuentas sobre el nivel de dólar que necesitaríamos para cumplir con la relación monetaria a la que nos obliga el decreto. Y que la compra del martes se interpretó como un reaseguro de dólar estable o en suba hasta fin de año, una idea que no nos gustaría convalidar", advirtió a LA NACION uno de sus más estrechos colaboradores.

Aunque al BCRA les gustaría dejar caer un poco el dólar para no aparecer tan previsible ante el mercado, en realidad la cotización actual es la que mejor calza con el resto de las variables para poder respetar la nueva regla desde su puesta en vigor.

Lo único que puede modificar esta situación es que las gestiones que el BCRA realiza para recibir nuevos aportes para las reservas rindan frutos.

Por lo pronto, ayer esta cuestión comenzó a ser analizada por el directorio del BCRA, que pasó revista además a los nuevos números del programa monetario 2006 que Redrado presentará el miércoles en el Congreso.

En tanto, el mercado seguía analizando ayer las implicancias de la decisión presidencial de cancelar de un solo pago la deuda con el FMI, aunque en un marco de mayor tranquilidad. En la plaza cambiaria se vivió la jornada de menor fluctuación en los valores desde la renuncia del ex ministro Roberto Lavagna. A ese cuadro de calma ayudó la menor intervención del BCRA (US$ 12 millones contra 30 millones de la rueda previa), por lo que nadie se sorprendió por la estabilidad que mostraron los precios, sin cambios tanto en el nivel mayorista ($ 3,033) como el minorista ($ 3,05).

Por su parte, los bonos (0,60%) y acciones (0,

Temas en esta nota