Afirman que consumo y exportaciones de carne se complementan

Consignatarios señalan que los animales que se destinan a la Cuota Hilton son de mayor kilaje que los que se faenan en el mercado interno

Por
27deDiciembrede2005a las08:12

Consignatarios señalan que los animales que se destinan a la Cuota Hilton son de mayor kilaje que los que se faenan en el mercado interno

La situación creada en el mercado de carne vacuna, respecto de cubrir la demanda interna o la exportación, determinó que los consignatarios del país consideraran que esa posición no es estratégica y provoca, además, "una falsa disyuntiva".

Ese fue el planteo que realizó ante la prensa el presidente de la Cámara Argentina de Consignatarios de Ganado, Carlos Pujol, quien precisó que ante la suba de precios en el mercado interno, "surge el debate acerca de si es bueno exportar carne a expensas del consumo interno, generando un permanente enfrentamiento entre los consumidores y la cadena de valor de la carne".

Esa situación, agregó el empresario, se traduce en fuertes reclamos que en primer lugar se dirigen a los exportadores y, finalmente, a los productores.

De cara a ese escenario comercial, Pujol recordó que "los cortes que se consumen en el mercado interno son los mismos que se exportan", así como que la "diferencia" estriba en que provienen de animales de distinto kilaje, contando con mayor peso los cortes llamados de calidad superior, como los que integran la cuota Hilton.

Esto, que nada tiene que ver con la calidad de la carne, se debe a que cuando se firmó el convenio con la Unión Europea, se estableció como límite mínimo un determinado peso del ganado en pie, explicaron funcionarios de la SAGPyA.

Además, los representantes de los consignatarios aclararon que esos cortes se exportan envasados al vacío y enfriados, así que muchos fueron los intentos, con pocos resultados, de imponer en el consumo interno los cortes preparados como los que se exportan.

En ese sentido, analistas sectoriales destacaron que los consumidores locales siguen privilegiando la compra de carne fresca en carnicerías, esto es, consumida en promedio dentro de las 72 horas de faenada.

Otra cuestión fundamental para entender el comportamiento a la hora de la compra, está relacionado con uno de los atributos de nuestra carne, como es la terneza, que tiene relación con la genética del animal y con el grado de maduración de la carne una vez faenada, precisaron los técnicos del nucleamiento.

Precisaron, además, que la maduración de los cortes cárnicos se logra por medio del frío, por lo cual la carne exportada a mayor valor "va enfriada y no congelada".

Por su parte, genetistas sectoriales puntualizaron acerca de la importancia que tiene el proceso de maduración, ya que permite lograr terneza incluso en carne de animales que genéticamente son de categoría inferior.

Pujol explicó también que otro atributo de preferencia se refiere al color de la carne, así como que la más clara "se logra con la faena de animales jóvenes" y, en la actualidad, los animales de feed lot garantizan estos atributos", que son los que privilegia el consumidor al realizar su compra.

En opinión del representante de los consignatarios de hacienda, "la exportación actúa como complemento del consumo interno y no en detrimento de él".

Sobre el final de la rueda de prensa, el empresario puntualizó que los productores engordan su ganado con distinto peso para satisfacer a mercados con demandas y especificaciones diferentes (peso de los cortes, identificación individual de los animales destinados a exportación, etc).

Finalmente, la industria exportadora, dijo, destina los cortes que no demanda el mercado externo al interno, complementando el volumen de carne ofertado a éste.

Temas en esta nota