La inflación subiría en diciembre un 1,2%

La canasta básica de alimentos, dicen los funcionarios, tendría un alza del 0,9 por ciento.

Por
30deDiciembrede2005a las08:24

La inflación de diciembre sería del 1,2%, según trascendió, ayer, desde el Ministerio de Economía.

Según confió una alta fuente de ese ministerio, que la inflación de este mes sería "similar" a la de noviembre significa "una buena noticia" para el Gobierno.

El argumento es que, cuando asumió la ministra Felisa Miceli, la expectativa para el último mes del año giraba alrededor del 1,8 o 2%. No obstante, la mayor satisfacción oficial vendría por el lado de la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que según los datos preliminares que habría acercado el INDEC a Economía, se ubicaría en el 0,9%.

Según la misma fuente, "el alza de los alimentos viene bastante por debajo del promedio" del Indice de Precios al Consumidor (IPC). En este indicador los aumentos más importantes se habrían registrado en el rubro de Esparcimiento o Turismo, por una cuestión estacional.

Con todo, según precisó la fuente, por ahora el Gobierno no piensa tomar ninguna medida con este sector, para contener los precios. "Estas subas son producto de una conducta empresaria muy instalada en la Argentina de querer sacar la mayor tajada posible", precisó.

Desde el Gobierno siguen defendiendo la utilidad de los acuerdos de precios. Especialmente, para contener las subas en los productos básicos de la canasta alimentaria. En cambio, no les preocupa tanto que aumenten otros bienes suntuarios.

A partir del febrero, cuando venzan los acuerdos de precios cerrados hasta ahora, los funcionarios evalúan la implementación de otro convenio más amplio, al estilo francés, con un listado con más productos que el que rige ahora con los supermercados y que incluye una rebaja del 15% en el precio de 223 artículos. En la nueva lista, los productos mantendrían un precio fijo durante un año.

Estos productos serían "los determinantes en la construcción del IPC", es decir, aquellos productos básicos que tienen un mayor peso en el índice de precios.

Una de las piezas clave del Gobierno para combatir la inflación es el área de Defensa del Consumidor. En los próximos días, se conocería una decisión oficial de elevar a la categoría de Secretaría a la actual Subsecretaría de Defensa del Consumidor, que conducía Patricia Vaca Narvaja.

La intención es darle mayor poder a esta área, teniendo en cuenta que en el 2006 va a ser un año importante en el control de la evolución de los precios.

El cambio no sería una novedad, ya que antes de la gestión del ministro Roberto Lavagna, el organismo ya tenía el rango de Secretaría.

El cargo para timonear esa dependencia sería ofrecido al empresario Alberto España, el actual presidente de la Federación Molinera. La especulación es que España es un hombre de corte muy ejecutivo, que conoce muy bien la conformación de la estructura de precios en los alimentos.

Pero una segunda lectura política sobre este nombramiento es, que de esta manera, se le quitaría un margen de poder a la secretaría que hoy conduce Lisandro Salas, un hombre más ligado al ministro de Planificación, Julio De Vido, y a quien ya le quitaron la renegociación de los contratos con las empresas privatizadas.

Temas en esta nota