Molinos molestos con Chile

Agencia DyN

Por
30deDiciembrede2005a las08:58

La Federación Argentina de la Industria Molinera (Faim) denunció que Chile “desconoce los compromisos comerciales” asumidos desde diciembre de 2004, por la aplicación de una salvaguardia a la importación de harina de trigo y sus premezclas.

Los directivos de la entidad afirmaron que la medida adoptada por el país trasandino viola el Acuerdo sobre Salvaguardias de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Esa disposición consiste en un sobrearancel del 17 por ciento, que se suma al arancel general del seis por ciento y a los derechos específicos del sistema de bandas de precios.

La medida había sido fijada por un año, pero recientemente fue prorrogada por otros 12 meses y en agosto pasado, como resultado de negociaciones bilaterales, los gobiernos de los dos países acordaron que, conjuntamente con la prórroga mencionada, se otorgaría un contingente de 10 mil toneladas “libre de la salvaguardia”.

Como contrapartida, la Argentina accedía a renunciar al inicio de una controversia ante la OMC, aunque la industria no estuvo de acuerdo con lo exiguo del contingente acordado. Sin embargo, la presión política de los sectores agrícola y molinero de Chile “logró que su gobierno incumpliera el compromiso alcanzado con Argentina, prorrogando la medida de salvaguardia y sin conceder las 10 mil toneladas anuales libres de la sobretasa comprometidas”, explicaron los miembros de la Faim.

Asimismo, remarcaron que ese comportamiento comercial se traduce en una “disminución de la salvaguardia del 17 al 14 por ciento”, pero con la eliminación del reintegro del cinco por ciento dispuesta por el Gobierno nacional, la industria quedó “en una situación peor a la se encontraba en diciembre de 2004, cuando se implantó la salvaguardia”.

Además, la conducción de la entidad renovó sus quejas por el peso de la evasión en el sector y el aumento desmedido de la capacidad de molienda, como consecuencia de la desigualdad tributaria en la cadena.

Temas en esta nota