Paralizado por la pelea política, el mercado sólo ahuyenta inversores

Los bonos terminaron con caídas de más del 2%. El dólar no registró mayores cambios. El Nación compró pero el Central vendió a futuro. En el exterior, el dólar a un año cotiza a $ 3,50.

Por
15deJuliode2008a las07:33

Con las retenciones móviles liberadas a la suerte de un puñado de senadores y a escasas horas de los actos que el Gobierno y el campo desarrollarán de manera independiente en la Ciudad de Buenos Aires los inversores se encontraron sin ánimo para salir a tomar posiciones en el mercado bursátil. El principal indicador de la Bolsa porteña, el Merval, terminó la jornada con una leve suba de 0,81% (ayudó la decisión de EE.UU. de respaldar aún más a las entidades hipotecarias en problemas) pero con un penoso volumen de negocios de $ 77 millones, mientras que entre los bonos predominaron nuevamente los signos negativos.

“Los precios de los bonos son preocupantes. Ya no se sabe hasta dónde pueden seguir cayendo. El problema ahora es que en un clima político de por sí enrarecido, todas las medidas que se dice que el Gobierno puede llegar a tomar para mejorar su popularidad afectan de manera negativa las cuentas públicas”, explicó el operador de renta fija de un banco extranjero, para quien “de seguir las cosas así, los bonos todavía tienen margen para seguir bajando”.

Ayer, el bono de mayor liquidez de la plaza, el Descuento en pesos, descendió 0,97% a $ 101,6, al tiempo que el Par en la misma moneda cayó 0,92% a $ 32,2. Y peor suerte corrieron los papeles en dólares, que llegaron a anotarse bajas de hasta 2% (caso del Discount) en el MAE, donde operan los grandes bancos.

La percepción en el exterior de la Argentina como deudor se muestra cada vez más deteriorada. Los seguros contra un eventual default argentino se encarecieron ayer otros 20 puntos, a 780 puntos básicos, y se mantienen como los más caros de la región, superando incluso a Venezuela, que hasta no hace mucho se ubicaba cómodo en el podio. Al 1 de junio, los contratos para cubrirse de una cesación de pagos local se cotizaban en torno a los 570 puntos básicos (ver página 2).

“No hay crédito para Argentina y esto se refleja claramente en todos los mercados que no están intervenidos por el Banco Central, como es el de los Credit Default Swaps o el de dólar futuro en el exterior”, apuntó, por su parte, el operador de otra entidad internacional. Así, por ejemplo, los contratos de compraventa de dólares a futuro a un año de plazo se cotizaban ayer en Nueva York a $ 3,50, contra los apenas $ 3,27 que se pautaban en la plaza local, en donde el Banco Central volvió a intervenir vendiendo divisas, aunque esta vez de manera muy moderada. Algunos interpretaron la participación del BCRA de ayer en el mercado de futuros local como una señal de que no impulsará, al menos en el corto y mediano plazo, un rebote del tipo de cambio, tal como se especuló en las últimas semanas. Cualquiera sea el caso, por ahora no son muchos los que se animan a sacar ventaja del desarbitraje entre los mercados de futuros local y del exterior. “Nadie quiere correr el riesgo de desdoblamiento cambiario”, señaló un operador.

En la city, no obstante, el dólar se mantuvo ayer estable en $3,05 en las pizarras al público, mientras que en el mercado mayorista cerró en los mismos niveles del viernes, a $ 3,022. Al igual que en las ruedas anteriores, el Banco Nación participó de la rueda comprando divisas. El banco estatal estaría haciéndose de dólares para pagar en nombre del Tesoro a comienzos de agosto vencimientos del Boden 2012 por cerca de u$s 2.400 millones.

Por Florencia Donovan.

Temas en esta nota

    Cargando...