Tras el rebote, Wall Street debe digerir tres balances espinosos

Merrill y JPMorgan presentan resultados hoy, mientras que mañana lo hará el Citi. Se espera que continúen los rojos. Ayer, Wells Fargo salió mejor de lo esperado.

Por
17deJuliode2008a las07:53

La temporada de balances en EE.UU. toma temperatura de la mano de las presentaciones trimestrales de los grandes bancos de Wall Street. Ayer, por caso, hubo una sorpresa agradable para los invesores: Wells Fargo presentó mejores resultados de los esperados haciendo posible, junto a otra caída del petróleo, un fuerte rebote en Wall Street. El Dow Jones terminó con una suba de 2,52%, el mayor salto diario en los últimos tres meses. El S&P500 avanzó otro tanto.

Pero se espera que en los próximos días las más renombradas entidades den la nota al anotarse pérdidas aún muy elevadas. Hoy y mañana ingresarán los números de Merrill Lynch y Citigroup, dos de los que se esperan resultados bastante flojos: según CNN Money, las estimaciones de beneficios por acción (BPA) para Merrill Lynch arrojaría una pérdida de u$s 1,19, cuando el año pasado había ganado u$s 2,24; mientras que en el caso del banco número uno del mundo, el BPA sería negativo en u$s 0,59, cuando en 2007 había sido de u$s 1,24. También hoy, para no desentonar, hace su aparición el JP Morgan que –en base a los últimos cálculos– presentaría una ganancia por acción de 44 centavos de dólar en comparación con u$s 1.20 del año pasado.

Una historia feliz

Así y todo, ayer hubo un adelanto positivo que –de todas formas– no hace a la tendencia. Wells Fargo, el mayor banco de la costa Oeste de Estados Unidos, tuvo su mayor alza en 25 años después de que informó que sus beneficios del segundo trimestre superaron las estimaciones de los analistas y aumentó el dividendo. El banco informó que el beneficio neto cayó un 23% a u$s 1.750 millones, 53 centavos por acción, desde los u$s 2.280 millones, o 67 centavos, en el mismo período del año anterior.

Aunque los beneficios han caído durante tres trimestres consecutivos, el responsable ejecutivo, John Stumpf, ha mantenido el banco rentable, aún cuando el Citigroup y Washington Mutual han aumentado sus pérdidas, y otras entidades bancarias, como Countrywide Financial Corp. y IndyMac Bancorp, han desaparecido. Wells Fargo, el segundo banco hipotecario de Estados Unidos, dijo que evitó los préstamos subprime que causaron el cierre, la venta o el cese de actividad de más de 100 empresas desde el inicio de 2007.

Más allá de una buena (o mejor dicho, no tan mala como se esperaba), en el mercado creen que las semanas por venir serán complicadas. Después de los grandes que presentarán en lo que queda de esta semana, se espera que Bank of America, el 21 de julio, y Wachovia (al día siguiente), mantenga la tónica de pánico.

De hecho, la última mencionada reportaría ya había anticipado la semana pasada que esperaba perder hasta u$s 2.800 millones durante el segundo trimestre. Algunas voces en Wall Street especulan con que después de estos nuevos rojos trimestrales, que sucedió a pesar de la “depuración” que hicieron en sus balances meses atrás tendría que haber quedado saldado, las entidades necesitarán conseguir más capital para balancear las pérdidas.

Temas en esta nota

    Cargando...