Pools de siembra: ¿especulación financiera o el modelo empresario del siglo 21?

Demonizados por algunos como una intrusión de especuladores financieros; ensalzados por otros como el paradigma de la organización productiva eficiente, el avance de los polémicos pools de siembra parece indetenible.

21deJuliode2008a las12:31

Su influencia excede al campo y los expertos pronostican que su esquema de gestión flexible se expande hacia varias actividades de industria y servicios.

Pocos argentinos sabían hasta hace cuatro meses qué significaba “pool de siembra”. Hoy, producto de estos días raros que se viven en el país en los cuales todo el mundo se ha transformado en experto en política agropecuaria, esta expresión despierta pasiones más propias de la confrontación deportiva que del análisis de la gestión empresarial.

Para algunos es casi la encarnación del mal, implica una intromisión de los especuladores financieros en la noble tarea de cultivar la tierra y debe ser combatida a toda costa. Para otros, los pooles de siembra son protagonistas indispensables de la revolución tecnológica que vivió el campo, y su modelo de gestión flexible debería ser tomado como ejemplo para dinamizar otros sectores de la actividad empresarial.

Lo curioso es que hasta las partes enfrentadas en el conflicto del campo han agitado el fantasma de los pooles como un enemigo a vencer. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en su participación ante la FAO los mencionó como unos de los responsables del alza mundial en el precio de los alimentos. Y sus detractores de la Federación Agraria se quejan de que con la proliferación de pools de siembra se está llegando a una situación de “agricultura sin agricultores”.

Pero, ¿qué es exactamente lo que hace este tipo de organización? Reúne, en una especie de fondo de inversión, a partes desperdigadas de la cadena productiva -desde la financiación hasta el arrendamiento de maquinaria agrícola, desde la aplicación del know how genético hasta la logística comercial-. En vez de concentrar en un negocio verticalmente integrado, reúne en forma temporaria a varios actores especializados, todos nucleados bajo la figura de un líder que gestiona o coordina el trabajo. Pool significa “colecta”. Y tras un período determinado (en general, estos fondos se arman y desarman cada año) la utilidad se reparte entre los inversores de acuerdo al porcentaje aportado.

La principal figura que ha reivin

dicado esta modalidad de gestión es Gustavo Grobocopatel, para quien no es más que una red organizada de manera eficiente, y no demasiado diferente de lo que se hace en industrias como la automotriz.

¿Hacia la wiki gestión?

Los entusiastas de este tipo de organización creen que éste es el esquema del futuro, y que no habrá forma de detenerlo con medidas políticas. “Se gana en profesionalización de la gestión, menor costo financiero y economía de escala. Lo veo como parte de un fenómeno internacional que busca maximizar la eficiencia y para ello se utiliza la tercerización de servicios, nuevas modalidades contractuales y estructuras flexibles”, argumenta un importante productor agropecuario que defiende el modelo enérgicamente, quien ruega no ser citado.

Si bien esta modalidad no es nueva -en muchas industrias se intenta desde hace tiempo disminuir costos y riesgos a través de asociaciones- sí es cierto que el avance tecnológico ha permitido un nivel de atomización en la organización como nunca antes. Enrique Szewach, economista y titular de Evaluadora Latinoamericana, afirma que esta tendencia se está observando en todos los sectores empresarios, y establece una comparación entre este modelo de negocios y la filosofía de cooperación surgida en Internet. En un ensayo que escribió al respecto alude a la creación de algo así como una “wiki economía”, en alusión a la popular Wikipedia, donde miles de expertos hacen su aporte para un proyecto q

Temas en esta nota

    Cargando...