Bancos vuelven a recurrir a organismos internacionales en busca de fondos

Hoy estarían ofreciendo líneas en dólares a cinco años de plazo a tasas cercanas al 7%, contra casi el 12% que exigirían los inversores del mercado. Patagonia avanza con un crédito.

23deJuliode2008a las07:49

Con los mercados de capitales virtualmente cerrados y los bancos internacionales adoptando políticas de crédito extremadamente conservadoras, las compañías argentinas están volviendo a recurrir a organismos internacionales en búsqueda de financiamiento. Esta semana, por caso, ingresó al directorio de la Corporación Financiera Internacional (CFI), el brazo financiero del Banco Mundial, la solicitud de Banco Patagonia, que espera hacerse de u$s 30 millones para luego colocar nuevos préstamos destinados al negocio del agro.

“Es una alternativa para tener financiamiento de mediano y largo plazo que de otra forma no teníamos. Con la CFI hace rato que veníamos hablando, aunque entonces los préstamos eran caros en términos relativos. Pero ahora, con los mercados de capitales mal, pasan a tener un costo bastante razonable”, confió una fuente del Banco Patagonia, que desde el año pasado que cotiza sus acciones tanto en la Bolsa local como en la de Brasil. Según estimó la fuente, una compañía podría tener que pagar tasas cercanas al 12% anual en dólares (Libor más 8,5%) para fondearse en el mercado de capitales, cuando el costo de una línea como la de la CFI podría estar hoy en torno al 3,5% más Libor (cerca del 7%). En el caso del Patagonia, la línea sería de entre 5 y 7 años de plazo, con la posibilidad de ser desembolsada tanto en pesos atados a la variación del tipo de cambio como en dólares.

Para las entidades y empresas locales, los organismos internacionales no son sólo una fuente de fondeo más accesible en términos de costos, sino que también representan por el momento casi la única opción disponible. Ocurre que por la crisis financiera mundial, los bancos de inversión internacionales que suelen suplir la oferta de crédito cuando los mercados flaquean, tampoco están muy activos en el otorgamiento de préstamos sindicados a empresas, incluso a las de primera línea. En el mercado, de hecho, no existen en este momento más de dos o tres operaciones de préstamos sindicados dando vueltas, se sinceró uno de los responsables de la división de banca de inversión de una entidad de primera línea. Y la crisis política que se desató recientemente durante el conflicto con el agro hizo poco para mejorar la posición de la Argentina como polo de atracción de inversiones. Los seguros contra un eventual default local llegaron a operarse en el peor momento del conflicto a 780 puntos a 5 años de plazo, muy por encima de lo que se paga por países como Venezuela y Ecuador.

De acuerdo con en el documento publicado por la CFI, en el caso del Patagonia los fondos se volcarán exclusivamente al segmento de agribusiness, un nicho en el que el banco empezó a hacer mayor mella el año pasado, con el desarrollo de un área especial para el sector. La solicitud del préstamo, sin embargo, recién ingresó al directorio del organismo esta semana y será tratado el 12 de septiembre.

Aunque ya en el mercado existe una experiencia de este tipo, dado que el año pasado el Banco Galicia obtuvo de la CFI una línea de crédito similar por el equivalente a u$s 50 millones, y estaría empezando ahora a hacer uso de los fondos para destinarlos al negocio del campo.

Si bien en el sistema financiero reconocen que con el conflicto que se desató por las retenciones móviles y que duró más de cuatro meses la demanda de financiamiento del agro estuvo virtualmente paralizada, advierten que sigue siendo este sector uno de los de mayor potencial de crecimiento de la economía. Con los precios internacionales de los commodities acercándose a diario a los máximos históricos, en el sistema esperan que productores y ruralistas retomen su demanda de préstam

Temas en esta nota

    Cargando...