Más dificultades para exportar carne

El frigorífico Friar, entre otros, dejó de faenar por la falta de permisos; para el Gobierno, en cambio, la situación es normal.

24deJuliode2008a las07:17

El frigorífico santafecino Friar suspendió la faena, ante la imposibilidad de seguir procesando carne: sus cámaras de frío están abarrotadas y los permisos de exportación salen de manera muy lenta. La situación, confirmada por una fuente de la empresa, se repite en otros frigoríficos, que prefieren reservar su nombre para no irritar a las autoridades.

Para poder embarcar sus productos, los exportadores de carne deben mantener siempre llena el 75% de su capacidad de cámara (lo que se conoce como "encaje productivo"). Pero si el Gobierno no entrega los permisos de exportación (denominados ROE Rojo), las cámaras se abarrotan de mercadería y se complica el proceso productivo.

El viernes, el consorcio de exportadores de carne ABC y la Unión de la Industria Cárnica Argentina (Unica) difundieron un comunicado en el que reclamaban mayor celeridad en la entrega de permisos de exportación. "La escasa y aleatoria autorización y liberación de los permisos de exportación de productos cárnicos y menudencias ha reducido a niveles mínimos las exportaciones cárnicas, afectando seriamente la continuidad operativa y comercial de la industria frigorífica exportadora argentina", afirmaron.

En lo que va de esta semana, según dijeron fuentes de la industria, se aceleró la entrega de los ROE Rojo, lo que despertó una nueva expectativa en un sector que ve caer fuertemente las ventas externas desde marzo de 2006, cuando se prohibieron las exportaciones por primera vez. Ayer se conoció el Estimador Mensual Industrial (EMI) de junio, que mostró una caída interanual de la actividad del 18,1%. Respecto de mayo, el índice cayó el 6,3%.

La voz oficial
De acuerdo con la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), encargada junto con la Secretaría de Comercio Interior de entregar los permisos, "se autorizaron exportaciones de carne por 45.000 toneladas este mes. Y a diez días del cierre del mes hay pedidos por más de 77.000 toneladas, lo que supera el esquema del Acuerdo Marco, firmado en abril entre el Gobierno y las entidades rurales (550.000 toneladas al año, a un promedio mensual de 45.833 toneladas res con hueso por mes)", indicó el organismo.

Sin embargo, otras voces ponen en duda estos números. "Llama la atención el manejo de la información acerca de los permisos de exportación otorgados. Si uno se fija en la página de la Oncca entre mayo y junio, habría entregado 52.172 permisos de exportación para todo tipo de producto, equivalentes a 69.000 toneladas res con hueso. Sin embargo, según datos del Senasa, las exportaciones de mayo y junio no superaron las 27.800 toneladas, una diferencia de 41.000 toneladas. ¿Cómo se entiende esta diferencia?", se preguntó Víctor Tonelli, especialista en el negocio de ganados y carne.

Como sea, la Argentina, que llegó a ser el primer exportador mundial de cortes vacunos a principios del siglo pasado, en 2005 ocupó el tercer lugar en ese ranking y desde entonces viene perdiendo posiciones rápidamente para ubicarse actualmente en el séptimo lugar. El país incumplió este año en 1487 toneladas la cuota Hilton, un cupo de cortes de alto precio y calidad, exportados en condiciones arancelarias preferenciales. Ni siquiera cumplió un acuerdo por 12.000 toneladas firmado con el gobierno de Venezuela, aliado estratégico de la Argentina.

Mercado demandante
Según ABC y Unica, "las exportaciones cárnicas de junio pasado no superaron un tercio del volumen de 45.000 toneladas acordadas entre el Gobierno y los productores, constituyendo uno de los volúmenes más bajos de los últimos años, en momentos en que el mercado internacional se encuentra sensiblemente demandante".

En la Oncca ven mala intención en los reclamos de los frigoríficos. "Este mes,

Temas en esta nota

    Cargando...