De la mano de Kirchner, Cheppi multiplicó por seis el presupuesto del INTA

El funcionario cercano al ex presidente sacó a la entidad de la ruina con la que se sumergió en los 90. Aseguran que con Paz habrá continuidad en la línea de gestión.

Por
24deJuliode2008a las16:55

Con la venia del ex presidente Néstor Kirchner, el flamante secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, logró remontar la crítica situación con la que el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) salió de la década del ‘90.

Desde 2002 hasta hoy, cuando se renovará la cúpula del INTA con otro kirchnerista, Carlos Paz, a la cabeza, Cheppi no hizo milagros, sino que consiguió fondos.

Durante su gestión, el presupuesto de la entidad se multiplicó por seis: pasó de $ 111,8 millones anuales en 2002, a $ 711,2 millones para este año, con una asignación adicional de $ 90 millones respecto del Presupuesto original de 2008. De ese total, el INTA ya lleva ejecutado 42%.

La inyección de dinero que le brindó el ala kirchnerista le permitió a Cheppi ganarse la chapa de buen gestor.

Con partidas que se fueron ampliando año tras año, el ex presidente del organismo pudo incorporar cerca de 1.000 nuevos empleados, la gran mayoría profesionales jóvenes. Con el alza de las partidas, Cheppi incluso creó programas tan interesantes para la propaganda kirchnerista como los Institutos de Promoción de la Agricultura Familiar (IPAF), destinados a incentivar a los pequeños agricultores.

Cuando en 2006, el organismo celebró sus 50 años de existencia con una gran fiesta a la que invitó a delegaciones de todo el país, sin duda los asistentes brindaban con la convicción de estar viviendo un tiempo de vacas gordas, pese a que uno de los reclamos que sigue vigente en la entidad es la incorporación de varios trabajadores a la planta permanente.

También durante el mandato de Cheppi, la Argentina desembarcó con maquinaria agrícola en Venezuela, en el marco del convenio bilateral firmado por Kirchner y el presidente venezolano, Hugo Chávez, en 2004.

Ese acuerdo disponía que Argentina importaría petróleo venezolano, constituyendo un fideicomiso para ser utilizado en un 10% para que Venezuela se equipara con maquinaria agrícola argentina.

También hubo acuerdos de cooperación en materia de asesoría técnica para la agricultura y la ganadería, entre otros programas.

Continuidad

Según Marcelo Muniagurria, actual titular de PRO en Santa Fe y ex miembro del directorio del INTA, con Carlos Paz, quien asumirá hoy al frente del organismo, “está asegurada una continuidad de la gestión, porque hay una intencionalidad política dirigida a los pequeños productores”.

A esto se suma que Paz, cercano igual que Cheppi a Kirchner, al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y al jefe del Senasa, Jorge Amaya, tiene un perfil político mucho más bajo que quien desde ayer ostenta el difícil titulo de secretario de Agricultura.

Julieta Camandone.

Temas en esta nota

    Cargando...