El superávit comercial, en su menor nivel desde 2001

Fuerte impacto del paro del agro; prevén que el saldo mejore en los próximos meses.

26deJuliode2008a las08:04

La balanza comercial presentó el mes pasado su peor resultado desde 2001 por el combo explosivo del paro del campo, que frenó las exportaciones, y la incertidumbre política que también desaceleró el crecimiento de las importaciones.

El saldo externo difundido por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) registró en junio un superávit de US$ 308 millones, 67% por debajo del mismo mes de 2007 y el menor desde marzo de 2001, cuando se desencadenó la crisis que desembocó nueve meses después en la caída del presidente Fernando de la Rúa, el default de la deuda pública y el fin de la convertibilidad. El resultado positivo de junio último fue el más flojo desde entonces pese al fuerte aumento en los últimos siete años de los precios de las materias primas que exporta el país.

Según la consultora Abeceb.com, si se dejara de lado el efecto precios, la balanza comercial habría registrado en junio un déficit de US$ 210 millones. Las exportaciones ascendieron a 5454 millones y subieron 21% en la comparación interanual, mientras que las importaciones totalizaron 5146 millones, con un alza de 44 por ciento.

Por el paro del campo, las cantidades exportadas cayeron 8% frente a junio de 2007, pero ese resultado fue compensado por el fuerte aumento de los precios de las materias primas que vende el país, que llegó al 31%. En particular, las exportaciones de manufacturas de origen agropecuario crecieron 17%, como combinación de una caída del 25% en las cantidades frente a un incremento del 56% en los precios. Las exportaciones de origen industrial crecieron un 30%, con un incremento del 20% en las cantidades y del 9% en los precios, mientras que en las ventas de productos primarios hubo alza de precios (43%) y caída de las cantidades (9 por ciento).

Las importaciones crecieron un 44% en términos globales, con aumentos del 22% en las cantidades y 18% en los precios. En el caso de los combustibles, las compras al exterior treparon 115 por ciento.

En el balance del primer semestre del año, el Mercosur mantuvo el primer lugar en materia de intercambio comercial, con un 35% de las importaciones y un 24% de las exportaciones.

Si se observa en términos acumulados el resultado del primer semestre, la Argentina acumuló un superávit de US$ 5144 millones, un 5,8% menos que en igual período del año pasado. Las exportaciones alcanzaron los 33.257 millones (alza del 34%), mientras que las importaciones sumaron US$ 28.113 millones (suba del 45 por ciento).

Los analistas privados consultados por LA NACION consideraron que el paro del agro constituyó el principal factor que explica el freno en las exportaciones en término de cantidades. Dante Sica, ex secretario de Industria y jefe de la consultora Abeceb.com, dijo que "hay temas de corto plazo como el paro del campo, y otros de largo plazo, como la incertidumbre en torno del rumbo del país". En ese sentido, Sica aclaró que posiblemente las exportaciones recuperen vigor este mes y el próximo si se mantiene la tregua con el sector rural.

Problema energético
Sin embargo, aclaró, "el problema estructural por el lado de las exportaciones tiene que ver con el saldo decreciente de la balanza energética", a raíz del aumento en las importaciones para paliar la oferta insuficiente. En cambio, según el consultor, la baja nominal del dólar no tuvo un efecto importante en el resultado de las ventas al exterior. Por el lado de las importaciones, advirtió, los bienes de capital han desacelerado su crecimiento "por la incertidumbre", que se reflejaría en una desaceleración del nivel de actividad económica.

En tanto, Marina dal Poggetto, del estudio Bein & Asociados, indicó que, "cuando se normalicen por completo las exportaciones del agro, habrá subas muy fuerte de cantidades

Temas en esta nota

    Cargando...