La Presidenta ordenó desunir la protesta

Pidió al secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, que negocie por separado con cada gobernador y las entidades provinciales

29deJuliode2008a las07:13

Después de la catástrofe que significó el rechazo del Congreso al plan de retenciones móviles, la presidenta Cristina Kirchner ordenó "desnacionalizar" el conflicto y pidió al nuevo secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, que se reúna con los gobernadores para cerrar acuerdos sectoriales con el campo.

Así, según supo LA NACION, el Gobierno quiere descentralizar el manejo de la política agropecuaria y acordar con los mandatarios y las entidades rurales de cada provincia las necesidades puntuales de cada región.

La noticia se conoció a última hora de anoche y la primera reacción que tuvo el vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Hugo Biolcati, fue la siguiente: "Me parece ridículo, porque si bien hay problemas provinciales, la ganadería y la agricultura no responden a políticas regionales, sino nacionales".

Según el dirigente, el intento de la Presidenta "parece un intento de soslayar la actuación de las entidades agropecuarias, y más bien me parece que se quiere desligar del problema agropecuario".

¿Cómo va a reaccionar la Comisión de Enlace, sabiendo que ya rechazó la idea anterior de Cheppi de restarle institucionalidad?, le consultó LA NACION: "No sé, recién me entero y tengo que digerirlo. Pero insisto, la política agropecuaria es nacional y la debe asumir el gobierno nacional".

Estrategia oficial
Según se supo de fuentes oficiales, la Presidenta, junto con Cheppi, revisó ayer el plan que tendrá como primera prioridad cerrar un acuerdo sobre lechería con Santa Fe y Córdoba, dos de las provincias que se mostraron más duras durante el conflicto con el agro y que están gobernadas por mandatarios opositores, como son Hermes Binner y Juan Schiaretti. "A partir de ahora los gobernadores tendrán mucha mayor injerencia en la problemática agropecuaria porque no es lo mismo Buenos Aires que el Chaco", sostuvo a LA NACION un ministro involucrado en las negociaciones.

Según confió ese funcionario, ya se cerraron acuerdos con los yerbateros de Misiones y con los productores vitivinícolas de Mendoza y San Juan. La próxima escala en el plan será la provincia de Buenos Aires.

El gobernador Daniel Scioli se reunirá también con el secretario de Agricultura para comenzar a plantear una política para la provincia.

La estrategia de la Casa Rosada es así desarticular la unidad del reclamo. No sólo buscará acordar con cada distrito según la producción, sino que lo mismo hará con las entidades. "Donde la autoridad sea la mesa de enlace se hablará con ellos, pero la idea es que Cheppi trate los temas directamente con los representantes rurales de cada lugar", apuntó un funcionario.

Previamente, ayer por la tarde el malhumor de los dirigentes ya era palpable porque pasan los días y el Gobierno no los convoca. Eso fue lo que se observó durante la quinta jornada de la 122a Exposición de Ganadería, Agricultura e Industria Internacional. Si pasa la Rural y el Gobierno no los convoca, ¿vuelven al paro?, preguntó LA NACION a los representantes de la Comisión de Enlace. "No sólo está el Gobierno. También están el Congreso y la Justicia, a los que recurriremos si esto sigue sin resolverse", respondió Mario Llambías, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

A su lado, el presidente de la Rural, Luciano Miguens, exclamó: "Se cae de maduro que nos tienen que llamar. ¡Hay que normalizar los mercados urgente!".

Los dirigentes también habían opinado acerca del rumor que señalaba que el nuevo secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, tenía un nuevo proyecto de retenciones para enviar al Congreso y dijeron desconocer el contenido del supuesto proyecto, cuya existencia fue negada por fuentes de la cartera agrícola.

Otro rumor que daba

Temas en esta nota

    Cargando...