El Gobierno ya estudia algún retoque para las retenciones

El tributo a la soja podría pasar del 35 al 40%. El del trigo y el maíz se achicaría.

Por
31deJuliode2008a las07:10

El secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, decidió guardar silencio hasta que pase el acto del sábado en la Rural de Palermo. Después, hablaría con hechos contundentes: según pudo saber Clarín, Agricultura ya estudia un nuevo retoque de las retenciones a las exportaciones agrícolas, que implicará una suba del tributo a la soja y una reducción del impuesto para el trigo y el maíz. De esta manera, el Gobierno apostaría a recuperar la iniciativa luego del fracaso de las retenciones móviles en el Congreso.


Al menos dos fuentes cercanas al flamante funcionario confirmaron la modificación que estudia el Ejecutivo. Si prospera el plan de Cheppi, las retenciones a la soja pasarían del 35 al 40%, las del girasol permanecerían en torno al actual 32%, y las de trigo y maíz se achicarían unos 5 puntos porcentuales, al 23 y 20% respectivamente. Un dato clave es que el tributo a la exportación continuaría siendo "fijo". El Gobierno parece haber descartado, al menos por ahora, la movilidad ideada por el ex ministro Martín Lousteau, que desencadenó la fuerte protesta rural de marzo pasado.


En una soja de 500 dólares (ayer, el valor FOB de exportación era de 517 dólares), un aumento de 5% en los derechos de exportación implicaría un ingreso fiscal adicional de casi U$S 1.200 millones, siempre que se repitiese en 2009 una cosecha de 48 millones de toneladas. Ese dinero se corresponde con el que se perdió de recaudar el Ejecutivo con la derogación de la Resolución 125. De todos modos, la última cosecha ya está jugada y la medida apuntaría a imponer reglas claras de cara a la próxima campaña agrícola.


Un decisión pendiente -que escapa a la esfera de poder del nuevo secretario, un hombre que cuenta con la confianza de la presidenta Cristina Kirchner-, es si este nuevo esquema de retenciones será impuesto por resolución ministerial o será enviado para su debate en el Congreso. Las fuentes se inclinaron por pensar que se impondrá el primer escenario, aún a riesgo de provocar la irritación de las entidades rurales y la oposición política. Es que, luego del traspié en el Senado, el Ejecutivo parece decidido a recuperar la iniciativa en materia de política agrícola e impositiva.


En la Rural de Palermo, donde ayer confluyeron muchos de los líderes de la protesta agropecuaria que puso en jaque al kirchnerismo, el escenario más temido era que, en lugar de convocarlos a una mesa de concertación, el Gobierno comenzase a tomar decisiones de manera unilateral. "No tenemos ni una pista de lo que están tramando", confesó ayer un directivo de la Federación Agraria, confirmando que Cheppi no se comunicó hasta ahora con ninguna entidad.


El proyecto de retenciones bajo estudio en Agricultura, contra lo que sucedía con la Resolución 125, va en línea con la prédica oficial en contra de la "sojización", ya que la alícuota aplicada al poroto casi duplicaría a la de los principales cereales. El esquema comenzó a cocinarse entre los técnicos del INTA -que hasta ahora presidía Cheppi-, durante los meses de conflicto. Y contemplaría también la tan mentada "segmentación" de pequeños y medianos productores, para hacerles más llevadero el peso del tributo sobre sus ingresos.

Por Matías Longoni.

Temas en esta nota

    Cargando...