Los roces por Doha, eje de la reunión entre Cristina y Lula

Buscarán una salida elegante a las diferencias surgidas en la ronda comercial.

Por
31deJuliode2008a las07:28

Argentina y Brasil tendrán que aguzar el ingenio para salir del conflicto que envolvió a ambos países y que repercutió en el mundo. Ayer, diplomáticos de los dos lados reconocieron que se creó un ambiente de menor confianza y que recrearla será el tema central en la cita del lunes entre Cristina Kirchner y Luiz Inacio Lula da Silva. El distanciamiento es tal que el propio Lula da Silva salió ayer a retrucar su existencia. Todo empezó el fin de semana con las negociaciones sobre liberalización del comercio mundial de Ginebra en la llamada Ronda de Doha. Los negociadores argentinos vieron que "Brasil se cortaba solo" ante las grandes potencias. Básicamente, aceptó reducir la protección sobre sectores industriales, una medida que Argentina no estaba dispuesta a tolerar.

"Esto tiene un costo muy alto para el Mercosur y la relación bilateral", admitió un negociador argentino. Como el Mercosur tiene como pilar el Arancel Externo Común, que protege la región de las importaciones desde terceros países, "la actitud brasileña implicaba la columna vertebral del bloque". Esto también lo reconocieron diplomáticos brasileños con gran trayectoria, como Rubens Barbosa, último embajador en Estados Unidos del gobierno de Fernando Henrique Cardoso. "Si las negociaciones de la Ronda de Doha continuaban, Brasil iba a quedar en la vereda de enfrente de la Argentina", coincidió.


Lula justificó ayer la decisión de su canciller Celso Amorim de avanzar sin el consenso de su socio privilegiado. "Todos los Estados pueden trabajar en forma conjunta. Pero ninguno abandona su soberanía. Argentina tiene sus intereses y Brasil los suyos", sostuvo. Como sea, los diplomáticos buscan en forma febril una salida elegante. Esta será la de retomar las negociaciones del Mercosur con la Unión Europea y Estados Unidos. Otras voces plantean flexibilizar el Mercosur: es decir, dejar que cada socio negocie por su propia cuenta acuerdos comerciales con el resto del mundo.

Por Eleonora Gosman.

Temas en esta nota

    Cargando...