Desanimados: Wall Street vuelve a sentir que la recesión le pisa los talones

No es fácil pelearle a los números. Sobre todo si son de mal agüero. El dato del PIB de EE.UU. dejó a todos golpeados. El Dow Jones cayó 1,8%. El impacto llegó a la Argentina.

Por
01deAgostode2008a las07:34

Hay números y números. Los que hablan del crecimiento del PBI en Estados Unidos, los de la inflación en la Argentina... Los primeros porque fueron malos; los segundos, los de Argentina, porque no fueron ni son, ni buenos ni malos. Y porque, además, los que hay no le sirven al mercado para saber si la economía argentina está saludable o enferma, si la pobreza crece o disminuye, si en unos meses habrá un mejor país. O uno peor. “Para los inversores, hoy los números de una economía son la biblia ampliada”, dicen en la city. No tenerlos, parece, “es como conducir un auto con el parabrisas pintado de negro” ¡Y sin manos!

Se sabe: con números se puede demostrar cualquier cosa. Ayer, en Wall Street, los números del PBI del segundo trimestre demostraron que la actividad creció menos de lo que se esperaba; 1,9% versus 2,3% esperado.

Hubo preocupación. Y los fantasmas de recesión volvieron a darse cita. Y se perdieron unos u$s 67.000 millones en valor de mercado. Es más: la discusión se concentró casi exclusivamente en si “técnicamente” se está en recesión. Lo otro, fue que como se espera menor crecimiento, piensan que se demandará menos petróleo. Por eso el barril de crudo cayó 2% hasta los u$s 124.

Mentira. Lo peor –otra vez números– fue la revisión del dato de crecimiento del cuarto trimestre del 2007, que sufrió una modificación a la baja de 0,2%, la peor desde 2001.

“Los datos macro de Estados Unidos concentraron todas las miradas y desalentaron al mercado, que se mostró cauteloso”, señaló Mariana Diehl, analista de Puente Hnos.

Por el mismo precio, además, se dio lectura a los números de los pedidos de seguro de desempleo. “Volvieron a ser más altos que la expectativa, algo que se lee como una mala señal ante la cifra de desempleo, que se conocerá mañana (por hoy)”, señalaron en Portfolio Personal.

Y hubo muchos que decidieron vender sus acciones y esperar. Por eso el Dow Jones perdió 1,78%. Tanto el Nasdaq como el S&P 500 acompañaron.

Claro, hoy llega el dato de empleo, que es, en síntesis, el referente que toma la Reserva Federal (Fed) para medir sus políticas de recorte de tasa de interés.

Entre el planeta de los datos corporativos (sí, encima están entrando balances), la petrolera Exxon Mobil publicó resultados con una ganancia récord, pero aún así no llegó a las estimaciones de los analistas. Las acciones de esta compañía bajaron 4,7% tras anunciar que en el primer semestre del año ganó 16 % más que en los seis primeros meses de 2007, pero menos de lo que esperaban los analistas. Fuera del Dow Jones, las acciones de Motorola llegaron a trepar en el día 12%, porque la firma logró vender más teléfonos móviles de los que calculaban.

En Brasil, el Bovespa recortó su precio en 0,82%, después de dos días de alzas en los que subió un 5,5 %. Entre las principales “bajas”, los papeles de Petrobras perdieron 1,6 %. El mercado piensa –en portugués– que un crecimiento económico más lento en Estados Unidos podría perjudicar la demanda de materias primas, entre ellas de los metales. Esto hizo que las acciones de la minera Vale Rio Doce perdieran 1,8 %.

Por Julián Guarino.

Temas en esta nota

    Cargando...