Sin Redrado, las compras privadas impulsaron al dólar

Redrado se abstuvo de intervenir en el spot pero vendió u$s 200 millones a futuro. Parece que quiere fijar un nuevo piso en $ 3,04. El minorista también subió a $ 3,05.

Por
01deAgostode2008a las07:39

Sin la intervención del Banco Central (BCRA) en el mercado al contado, ayer el dólar subió con fuerza en la plaza local. Fueron los bancos y los inversores privados los que llevaron a la divisa mayorista a trepar casi dos centavos, a $ 3,045, su mayor nivel en 45 días. Pero además, la moneda subió un centavo en bancos y casas de cambio hasta $ 3,05 para la venta.

Según explicaron desde las mesas de dinero, los grandes inversores privados salieron a comprar dólares con la intención de hacer subir el precio de la moneda en el mercado spot, en un día en el que vencían más de u$s 3.500 millones en contratos a futuro. “Los bancos estaban ‘comprados’ a futuro, con lo que buscaban que la divisa subiera en el mercado al contado”, dijo un operador. Mientras tanto, el principal vendedor –y por ende, el principal interesado en mantener bajo el valor de la moneda–, el BCRA, sorprendió a todos al no intervenir en la plaza al contado ayer. “La divisa subió en los últimos 10 minutos y con poco volumen operado, debido a que todos esperaban la intervención del BCRA en el spot vendiendo dólares, algo que finalmente no sucedió”, indicó un informe de ABC Mercado de Cambios.

En este contexto, ayer se negociaron apenas u$s 515 millones entre los dos mercados –u$s 265 millones en el Siopel y u$s 250 millones en el MEC–. Y si bien la entidad que conduce Martín Redrado no actuó en el mercado spot, sí estuvo muy activa en el mercado de futuros. De hecho, vendió contratos por más de u$s 200 millones –lo que llevó a que se operaran unos u$s 400 millones en el Rofex, cifra que no se veía hace tiempo– y siempre lo hizo por encima del precio exhibido el día anterior. Con este movimiento, el Central cambió su clásica estrategia de fin de mes. En vez de vender dólares en el spot para mantener bajo el precio de la divisa, decidió vender a futuro e incentivar el “roll-over”, es decir, el paso de los contratos de julio a agosto. La intención, además, era quitarle previsibilidad al mercado.

De todos modos, según algunos analistas la ausencia del Central en el mercado al contado también tiene otra intención: la de subir el piso del dólar mayorista a $ 3,04 para el mes de agosto.

Por Clara Agustoni.

Temas en esta nota

    Cargando...