Fideicomisos: advierten que podría haber retrasos en los pagos a inversores

Aumentará el costo de fondeo y las empresas más chicas quedarán afuera. El incremento se trasladará a las tasas de interés que pagan los consumidores. Hay indignación en la city.

Por
04deAgostode2008a las07:37

La noticia se conoció el viernes y confirmó las peores sospechas del sector financiero: el Gobierno decidió quitar la exención del Impuesto a las Ganancias a los Certificados de Participación (CP) de los fideicomisos. Para colmo de males, la norma es retroactiva –alcanza a todas las emisiones realizadas durante el ejercicio fiscal actual, a excepción de aquellas que ya fueron liquidadas por completo–.

En este contexto, el malhumor del mercado no se hizo esperar. Se cree que la reforma impositiva frenará el crecimiento de las emisiones, afectará en alguna medida la capacidad de repago de estos instrumentos, y enfriará el crédito al consumo.

“Esta reforma es totalmente negativa para el mercado de fideicomisos. Sorprendió que se haya aplicado de manera retroactiva: eso puede generar retrasos en los pagos a inversores, porque las empresas tienen ahora que responder ante un egreso nuevo que no estaba en sus planes”, indicaron desde una importante financiera local.

Concretamente, lo que se dio a conocer en el Boletín Oficial el viernes fue el decreto 1207/08 –firmado por la presidenta, por el Ministro de Economía y por el jefe de Gabinete– el cual quita la exención del Impuesto a las Ganancias a los fideicomisos financieros. La norma afecta principalmente a las emisiones ligadas a los créditos al consumo, pero no alcanza a los fideicomisos que sirvan para financiar infraestructura.

“El consumo se frenará. Aumentarán las tasas de los créditos personales y de la financiación que otorgan las cadenas de electrodomésticos, porque tanto a los bancos como a las compañías que se financian con fideicomisos les aumentará el costo de fondeo”, explicaron desde un banco local.

Para explicarlo brevemente: contra los fideicomisos que tienen como subyacente las carteras de créditos se emiten dos tipos de títulos: los valores representativos de deuda y los certificados de participación. Estos últimos le dan al tenedor derechos sobre los ingresos que genera el fideicomiso, pero son mucho más riesgosos, dado que no ofrecen interés sino que pagan lo que queda una vez liquidado el fideicomiso.

Es en parte por el riesgo que conllevan que los certificados suelen ser siempre suscriptos por las mismas empresas que originaron los créditos. Antes del decreto 1207/08, todos los ingresos que derivaban de los certificados de participación se podían deducir de la base imponible del Impuesto a las Ganancias. Ese es el beneficio que fue eliminado.

“La reforma tiene dos objetivos claros. El principal, generar mayores aportes a la caja del Gobierno nacional. Y el secundario, poner un freno al consumo”, dijeron desde el área de mercados de un banco local. “No afecta tanto al inversor, pero sí a la empresa: encarece mucho el costo de financiamiento. Lo que va a suceder, sin embargo, es que las grandes compañías sigan emitiendo, mientras que las más chicas dejarán de hacerlo porque simplemente no les va a convenir”, agregaron.

En este sentido, José Luis Garófalo, socio de Deloitte y experto en finanzas estructuradas, explicó recientemente el efecto que este gravamen tendrá sobre los pequeños fiduciantes.

“Financiarse a través del mercado tiene costos fijos muy elevados (hay que pagarle a las calificadoras de riesgo, a la CNV, etc.). Los beneficios impositivos son una condición para reducir un poco el impacto de estos costos. En caso de que se elimine la exención impositiva, es probable que salir a financiarse al mercado deje de tener sentido para algunos jugadores”.

Por Clara Agustoni.

Temas en esta nota

    Cargando...