Entre Ríos reducirá más de una cuarta parte su producción de trigo

Por los mayores costos, la sequía y, sobre todo, las restricciones a la exportación del cereal, que continúan, en la provincia se sembraron 238.000 hectáreas menos que en 2007.

Por
05deAgostode2008a las07:30

Aunque el abastecimiento interno de trigo aparece como una de las mayores preocupaciones del Gobierno, sus políticas contra las exportaciones del cereal, junto con la sequía, harán caer el área sembrada este año alrededor de 17%, según la Bolsa de Cereales, que dos semanas atrás pronosticaba una reducción un par de puntos menor.

El dato preocupa porque, adicionalmente, con insumos más caros y restricciones comerciales que planchan los precios del cereal para el productor, “se utilizará menos cantidad de fertilizantes, con lo que caerán los rendimientos por hectárea”, explicó a El Cronista el director de la Sociedad Rural Argentina (SRA) y productor entrerriano, Luis Miguel Etchevehere, en el marco de la 122º Exposición Rural, que cierra sus puertas hoy. Los fertilizantes fundamentales para el cereal son la urea y los fosfatados.

Según un informe de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, la provincia sembrará un 24% menos de trigo, lo que recorta el área en 238.000 hectáreas.

Aunque la provincia produce algo más de un quinto del trigo total del país, se trata de una actividad importante para los agricultores, que suelen armar en la misma campaña un esquema de rotaciones de trigo, soja y maíz. Pero, sin perspectiva de buenos precios para el cereal, prefieren esperar y sembrar una soja de primera directamente en octubre, para lograr mejor rendimiento de la oleaginosa, indicó Etchevehere.

Con menor área sembrada y menor fertilización, la caída de la producción superará el 25%, según la Bolsa de Cereales.

La entidad estimó que sembrar trigo esta campaña le sale al productor hasta 126,7% más que en la anterior en concepto de costos directos (semillas, agroquímicos y fertilizantes), mientras que, en el mismo período, el promedio del precio disponible del cereal se incrementó sólo cerca de 30%. En julio de 2007, ese valor rondaba los $ 450 por tonelada, mientras que la exportación pagó ayer $ 550 (menos que los días previos).

La poca disponibilidad de urea durante la siembra, junto con el mal clima, opacaron la intención de los productores de sembrar. La sequía fue particularmente dura en Córdoba.

Pero, según Etchevehere, esas son razones de menor peso en las regiones productivas del centro y sur de Entre Ríos, donde “las lluvias permitieron la siembra, y, con buenos precios, el productor se habría animado”.

Sin permisos

Según la SRA, la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) no entregó permisos de exportación de trigo en las últimas jornadas, aunque la semana pasada el organismo había anunciado una liberación de exportaciones que permitiría pedir registros por 900.000 toneladas.

Por Julieta Camandone.

Temas en esta nota

    Cargando...