Reconoció el Gobierno que 2009 será un año difícil para financiarse

Hernán Lorenzino no descartó nuevas colocaciones de deuda a Venezuela. del pago de US$ 2.345 millones por el Boden 2012.

Por
05deAgostode2008a las07:33

Justo el día en que realizó el mayor pago de deuda del año, cancelando así el 50% del título más importante emitido durante la crisis y para salir del corralito, el Gobierno admitió que el 2009 será "un año más difícil", porque los vencimientos de deuda que hay que pagar son bastante más abultados que los de este año.

"El próximo año lo veo más difícil en términos de necesidades de financiamiento", dijo el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino. Pero, enseguida, aclaró: "Es un adjetivo que simplemente deriva de los números, porque si se miran las cifras de los vencimientos está claro que el 2009 y el 2010 son años más pesados que éste, en términos de financiamiento".

Lorenzino habló ayer con un grupo de periodistas para dar algunos detalles del pago de los Boden 2012, para el cual desembolsó 2.345 millones de dólares que se acreditaron en las cuentas de muchos ahorristas cuyos fondos quedaron atrapados en el corralito, allá por el 2001

Tras asegurar que "no hay ningún inconveniente para cumplir con el Programa Financiero de este año", y luego de haber admitido que el 2009 será un año más pesado en materia financiera, el secretario de Finanzas dejó abiertas las puertas para que Venezuela siga comportándose como prestamista de última instancia de la Argentina.

"No hay una negociación en marcha pero, tal como ocurrió en ocasiones anteriores no la descartamos", aseguró Lorenzino cuando se le preguntó por una posible nueva colocación de deuda al país que conduce Hugo Chávez. Y aclaró que "son muchas las alternativas de financiamiento que tiene la Argentina, como financiarse intra sector público o recurrir eventualmente al superávit primario, uno de los pilares de esta gestión".

Se refería a las fuentes alternativas de financiamiento en caso de que el Gobierno decidiera no salir al mercado a colocar deuda. "No es que no queramos salir, pero sólo lo haremos si las condiciones son convenientes para el país, porque realmente no es imprescindible salir al mercado a buscar financiamiento", aseguró el funcionario.

Para Lorenzino, el hecho de que el Gobierno no haya logrado aún cerrar un acuerdo con el Club de París no encarece el crédito. "No veo al Club de París como un impedimento para salir al mercado", dijo. Y precisó que "es una negociación ardua, que tardará lo que tenga que tardar. Lo importante es que hay buena predisposición de ambas partes para llegar a un acuerdo".

En cambio, el secretario de Finanzas dejó en claro que "el Gobierno no trabaja ni tiene en carpeta ninguna idea para reabrir el canje de la deuda". Y, contundente, subrayó: "Para nosotros es un asunto que está terminado, ya que fue aceptado por una amplia mayoría de los tenedores de bonos, no olviden que el 66% de los bonistas aceptaron el canje".

Por Candelaria de la Sota.

Temas en esta nota

    Cargando...