El comercio con China pasó a ser deficitario

Había superávit desde 2001.

Por
09deAgostode2008a las08:22

Ejércitos de hombres de rasgos orientales unidos por una coordinación perfecta al son de un solo tempo De no ser por los trajes luminosos y los estruendos de la pirotecnia iluminando el cielo del Estadio Olímpico de Beijing, la imagen de ayer podría asimilarse al ritmo de los trabajadores industriales, en cualquier rincón del territorio chino. La capacidad del gigante para deslumbrar en el espectáculo y mostrarle su apertura al mundo no es menor en el ámbito de la economía. Y esto se comprueba en los efectos sobre la balanza comercial con la Argentina, que en el primer semestre del año sufrió un déficit sin precedente en los últimos siete años.

El rojo de los primero seis meses de 2008 fue de US$ 482 millones, según el Instituto de Estadísticas y Censo (Indec), y revierte un privilegio que ostentaba la Argentina por ser uno de los pocos países del mundo que le vendía a China más de lo que le compraba. El balance resultó deficitario al aumentar las importaciones desde el gigante asiático un 66% sobre igual período de 2007, con un monto de 3324 millones, mientras que las exportaciones se expandieron en menor medida: un 33%, con un total de 2842 millones. Las compras de insumos -el rubro de importación más importante- sumaron 1080 millones, es decir, un 105% más que en el primer semestre de 2007. Ya en 2007 se temía que se perdiera la ventaja sobre China conseguida en 2001, pero finalmente salió airosa con un pequeño superávit de 253 millones.

El Mercosur, preocupado
La incidencia creciente de China en la región dio motivos a la Argentina y a Brasil, su socio más importante del Mercosur, para acordar esta semana en la necesidad de "identificar los problemas" y aplicar soluciones conjuntas. Para el director de Comercio Exterior de la Universidad del Salvador, Andrés Santas, la diferencia está en que pocos productos locales constituyen la mayoría de las ventas (principalmente, el poroto de soja), mientras que los chinos abarcan más rubros. Un informe de Abeceb.com señala que la tasa de aumento de entrada de productos chinos triplicó la de brasileños en el período 2001/2007. Además, según el estudio, China le resta a la Argentina posiciones en el mercado brasileño: mientras que en 2006 las ventas chinas y argentinas a Brasil crecían al mismo ritmo, en el primer cuatrimestre de 2008 las primeras aumentaban a una tasa 32 puntos mayor a las segundas.

Según el director ejecutivo de la Camára Argentino-China, Ernesto Fernández Taboada, "el déficit es reversible, pues se espera que las exportaciones de soja, aun a precio más bajo, superen a las importaciones".

Ayer, el embajador chino en la Argentina, Zeng Gang, dijo al diario Ambito Financiero que el anuncio en 2004 de US$ 20.000 millones de inversión china en la Argentina había sido "una fantasía". Según Taboada, los empresarios chinos esperan "cambios impositivos" para invertir.

Por Luján Scarpinelli
 

Temas en esta nota

    Cargando...