Mercados: se hunde y nada la rescata

La Bolsa perdió más del 2,1% ayer y del 5,7% en la semana.

Por
09deAgostode2008a las08:14

Una generalizada ola de ventas, en una jornada sumamente positiva para Wall Street y casi todas las plazas europeas, tiró más abajo el valor de las acciones argentinas, que se desvalorizaron otro 2,16% promedio para cerrar la semana con una pérdida levemente superior al 5,7 por ciento.

La baja hizo que el índice Merval, principal referencia de precios del mercado accionario doméstico, perfore la barrera de los 1800 puntos al quedar en los 1776,66 y ubicarse en un nivel que no mostraba desde fines de octubre de 2006. Y sirvió para ratificar que la Argentina volvió a ser el centro de una ola de desconfianza creciente hacia los mercados emergentes, que deriva del ajuste que están teniendo los precios de las principales commodities en momentos en que el dólar (que ayer se revaloró otro 2%) da señales cada vez más sólidas de resurrección.

No en vano ayer no sólo cayó la Bolsa argentina. Se desplomó 6,5% el mercado accionario ruso y 3,98% el peruano, y cerraron con bajas derivadas del mismo temor las bolsas de Brasil (-0,76%) y Chile (-0,65%), aunque está claro que se trata de retrocesos mucho más civilizados que los que sufren los activos financieros criollos, eje del malhumor generalizado contra el riesgo argentino.

La dinámica de la nueva baja no dejó espacio a los inversores para ver ni comentar los balances de las empresas y dejó en claro la disociación existente entre los números que declaran las compañías (en general buenos) y el ánimo del mercado. Esa diferencia radica, en parte, en que mientras los balances entregan una foto de lo que fue, los inversores prefieren mirar lo que vendrá. Y queda claro que no son precisamente optimistas de cara al futuro.

Hablando de balances, vale reparar en algunos de ellos. Por caso, MetroGas duplicó la utilidad del semestre con una ganancia de $ 61,48 millones, frente a una utilidad de 30,23 millones del período enero-junio del ejercicio anterior. Y Molinos Juan Semino anunció un resultado positivo de 13,41 millones para el ejercicio finalizado el 31 de mayo, positivo si se lo compara con el beneficio de 2,93 millones del ejercicio anterior.

Distinta fue la situación de Edenor, que perdió $ 6,7 millones, y Central Puerto, que reportó ganancias, pero 22% menores que las registradas en igual período de un año antes.

Sin embargo, preocupados por la debacle general, casi nadie reparó en los balances. No es para menos. El día cerró con una baja del 5,66% en Tenaris (activada porque el petróleo no deja de caer y cerró a US$ 115 el barril), del 4,13% en Indupa y del 3,98% en Alpargatas, por citar algunos casos.

Y la semana dejó retrocesos superiores al 10 por ciento en papeles importantes como Pampa (11,2%) y Transener (10,4%), además de una caída del 9,5 por ciento en el Grupo Galicia, pese a los positivos resultados que reportó anteayer.

Javier Blanco

Temas en esta nota

    Cargando...