Los inversores aspiran a un blanqueo parcial de la inflación oficial

Creen que debería estar cerca del 12%.

13deAgostode2008a las07:56

La inflación minorista en torno del 12% al año, Guillermo Moreno corrido a un costado y un Ministerio de Economía recompuesto para poder moderar una crisis que para algunos ya suena inevitable. Estas son las aspiraciones de los operadores que están en constante diálogo con los inversores financieros y que el viernes pasado palparon, al igual que los funcionarios más importantes del área económica del Gobierno, que la Argentina estaba en un escenario de virtual default.

Fuentes calificadas de fondos y bancos de inversión -con el aporte de fuentes oficiales- comentaron ayer a LA NACION que "si el Gobierno se decide a blanquear un índice de precios al consumidor en torno del 1% mensual habrá un cambio importante de las expectativas", ya que ni siquiera esperan que el cálculo oficial se parezca al rango del 25-30% estimado por algunas consultoras.

Al mercado, por supuesto, no le importa la "cuestión institucional" respecto del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Sin embargo, no ven mal la idea que había analizado la Jefatura de Gabinete para que el reconocido economista norteamericano Joseph Stiglitz -ex asesor de Bill Clinton, crítico del Fondo Monetario Internacional (FMI) y cercano a los Kirchner- le brinde "un sello de calidad" a un eventual IPC más cercano a la realidad.

Pero economistas argentinos relacionados con Stiglitz -quien concurrirá, al igual que la presidenta Cristina Kirchner, a la ceremonia de asunción del presidente paraguayo Fernando Lugo- afirmaron que el académico de la Universidad de Columbia no avalará nada, "porque sabe lo mal que se están haciendo las cosas".

Una corrección ambiciosa del rumbo del IPC incluiría enviar al Congreso una ley que preserve la autonomía del Indec, según explicaron calificadas fuentes legislativas del oficialismo.

Otra opción más posible en términos políticos es colocar a una figura política del kirchnerismo que opaque al polémico secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno (se mencionó a la ministra de Salud, Graciela Ocaña), para dar una imagen de presunta "transparencia" y acotar al funcionario a la firma de acuerdos de precios.

En ese sentido, para los inversores la confirmación del corrimiento de Moreno no resulta un dato menor, aunque varios economistas y empresarios adviertan que debe haber un cambio más de fondo. "Sería una señal positiva", comentó un ejecutivo, que estuvo en contacto con las autoridades del Palacio de Hacienda y del Banco Central en las últimas semanas más que nunca desde el comienzo de la crisis inaugurada en marzo con el conflicto con el agro.

Nada dijo sobre la eventual catarata de juicios por parte de los acreedores que tienen bonos ajustables por la inflación que se produciría con el blanqueo de la inflación "real".

Default virtual
Ese ejecutivo recordó con preocupación que hace tan sólo tres días hábiles "la Argentina aparecía en las pantallas en virtual default porque no había nadie que apareciera en la punta compradora de los bonos. Nadie".

"El jueves y el viernes de la semana pasada, el Central, que había tenido una presencia mínima pero suficiente como para marcar un precio, bajó su perfil, al igual que las AFJP", detalló.

Al mismo tiempo, fue el presidente del Banco Central, Martín Redrado, quien aconsejó al poder político una presencia activa del Tesoro en la recompra de bonos soberanos.

Redrado es, para muchos de estos ejecutivos, "el candidato natural" para ocupar un Ministerio de Economía diferente del actual, con poder para manejar un programa antiinflacionario, porque "ya está dentro del Gobierno, tiene buen equipo y abundantes contactos internacionales". Esas condiciones parecen claves cuando la Argentina enfrenta fuertes vencimientos de la deuda hasta 2011. Sin embargo, en varias

Temas en esta nota

    Cargando...