Tras el repunte, las miradas vuelven a concentrarse en los mercados

Ayer, en medio de versiones sobre cambios en el Indec y la salida de Moreno del Gobierno, los bonos subieron hasta 7 por ciento y cayó el riesgo país; expectativa por el comportamiento de la Bolsa y los títulos.

Por
13deAgostode2008a las13:17

Tras la recuperación que ayer registraron los mercados, alentada en buena medida por las crecientes versiones sobre que el Gobierno finalmente impulsará cambios en el Indec, con la salida del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno incluida, las miradas vuelven a estar centradas en cómo se comporte la plaza financiera.

Esta mañana, la Bolsa porteño caía por quinta sesión consecutiva, en una jornada de escasos negocios ante la poca participación de inversores institucionales.

A las 11.20, el índice bajaba un 0,37 por ciento, a 1690,25 puntos, con lo que acumulaba una pérdida del 9,69 por ciento desde el miércoles pasado.

El Merval cotiza en niveles mínimos de 22 meses.

Operadores comentaron que el volumen de transacciones era lento, debido a la cautela imperante entre los inversionistas por un enrarecido contexto económico, tras la rebaja en la calificación de riesgo del país anunciada esta semana por Standard & Poor´s.

El monto de los negocios con acciones sumaba reducidos 1,8 millones de pesos, con un balance de precios que mostraba tres alzas, ocho bajas y cinco papeles sin variaciones.

Bonos. Los bonos soberanos subían un 0,7 por ciento en promedio poco antes del mediodía.

Ayer, tras las versiones de un alejamiento de Moreno, los bonos de la deuda pública nacional emitidos en pesos y cuya valorización tiene relación directa con la medición de la inflación, registraron alzas que fueron del 2 al 7 por ciento.

Así, lograron la mayor recomposición de precios en dos jornadas de los últimos 30 meses. Fue al cabo de la rueda de negocios con títulos más activa (se negociaron un total de $ 3500 millones entre lo operado en el Mercado Abierto Electrónico -plaza por la que cursan negocios los bancos- y la Bolsa de Comercio) desde que la Argentina cerró la reestructuración de la deuda, a comienzos de 2005.

La especulación sobre un inminente cambio en la conducción y tutela del Indec (el organismo que, en los hechos, depende de Moreno quedaría ahora bajo la órbita de la Jefatura de Gabinete) permitió que ni siquiera se desvalorizaran los bonos argentinos en dólares pese a que, sobre el cierre de las operaciones en la jornada previa, la agencia Standard and Poor s había rebajado la calificación otorgada a la Argentina como deudor y que, durante el día, otra evaluadora (Moody´s) ratificó que analiza modificar a la baja la perspectiva asignada a la nota de "positiva" a "negativa".

Moreno en la mira. De todos modos, el futuro de Moreno es una incógnita y genera fuertes divisiones en el Gobierno. El dilema enfrenta a quienes defienden la necesidad de hacer cambios para dar mayor credibilidad, visión que comparten la presidenta Cristina Kirchner y el jefe de Gabinete, Sergio Massa y quienes la crisis financiera se resolverá sin necesidad de hacer modificaciones. En este sector se encuentran Néstor Kirchner, el ministro de Planificación, Julio De Vido, y Moreno, claro.

En este contexto, cualquier atisbo de desmentida o demora en la decisión oficial de hacer cambios en el Indec abriría la puerta a otra ola de ventas de bonos que difícilmente una recompra oficial de títulos pudiera detener, habida cuenta de la dimensión que tomaron las apuestas de negocios cursadas ayer.

Temas en esta nota

    Cargando...