XVI Congreso de Aapresid - "Hay que consensuar una política agropecuaria ampliada"

Así lo expresó el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner durante el acto inaugural del Congreso. También participó el intendente de Rosario, Miguel Lifschitz. Ambos funcionarios socialistas coincidieron en la necesidad de planificar a largo plazo y remarcaron la importancia del diálogo entre el gobierno y el campo.

Por
13deAgostode2008a las17:46

Con la presencia de funcionarios municipales, provinciales y con la ausencia de las primeras líneas del gobierno nacional, quedó inaugurado este martes el XVI Congreso de Aapresid que se desarrollará hasta el viernes 15 inclusive, en la Bolsa de Comercio de Rosario y en el Hotel Plaza Real de la misma ciudad.

Entre las máximas autoridades locales, estuvieron presentes en la apertura el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner y el intendente de Rosario, Miguel Lifschitz.

Durante la apertura, que contó con una importante afluencia de público, Binner llamó a construir una “Argentina en celeste y blanco, que crea en lo que produce, que defienda al proceso productivo, aunque también al proceso social. Esa es la argentina que necesitamos”, dijo el gobernador y tras cartón remató: “Ese camino hacia el futuro no depende de la suerte, depende de la planificación”.
El socialista remarcó que hay que “levantar la mirada y mirar de aquí a 20 o 25 años”. En esa línea destacó la importancia de generar estabilidad jurídica e infraestructura y enfatizó que es preciso poner en marcha la Hidrovía Paraná Paraguay.

“Estamos trabajando en este camino, tenemos que salir de viejas especulaciones. Dejar de pensar en las próximas elecciones y pensar en las futuras generaciones”, expresó.

El mandatario santafesino subrayó que para que todo eso sea posible en un futuro, es preciso “convocar al diálogo” y consensuar una política agropecuaria ampliada de la que participen las instituciones rurales, el gobierno nacional y la totalidad de las provincias agropecuarias.

Por su parte, el intendente Lifschitz reconoció que el conflicto entre el campo y el gobierno “han dejado impactos muy negativos en la economía de las provincias agropecuarias como la nuestra”. Sin embargo, el mandatario rosarino intentó ver el vaso medio lleno y destacó que tras el conflicto “los argentinos hemos recuperado la imagen y el valor de una de las instituciones fundamentales de la república como es el Parlamento, que en esta ocasión realmente recuperó el lugar que todos esperaban y terminó resolviendo el conflicto”.

Además, entre los aspectos positivos, Lifschitz remarcó que el conflicto permitió que los argentinos que viven en las grandes ciudades “comprendieran de golpe la importancia del campo, este sector de la economía que motoriza el desarrollo y el crecimiento de la argentina de estos últimos años”.

No obstante, el intendente rosarino no vaciló en cuestionar al gobierno nacional y expresó que el problema con el campo dejó al descubierto la falta de federalismo, un pilar que “está presente en la letra de la constitución nacional pero que no se pone en vigencia en la práctica”, espetó el funcionario y agregó que además “quedó en evidencia la falta de un plan agropecuario.

Lifschitz remarcó el desarrollo de Brasil en matera agropecuaria y destacó que el progreso en ese territorio es obra y producto de la planificación de políticas agropecuarias. Se lamentó por la situación argentina y dijo: “En nuestro país no podríamos decir cuales son las metas productivas para el año 2017, como sí sucede en Brasil. No es casual que no haya un plan, porque para que exista hay que tener una mirada de largo plazo, es necesario tener un conocimiento objetivo de la realidad, poder conocer cuales son las fortaleza, las debilidades y las amenazas del contexto internacional”.

Temas en esta nota

    Cargando...