Las compras oficiales se redujeron a la mitad y se desinfló la suba de los bonos

El bono más intervenido es el Descuento en pesos, que ayer subió apenas 1,2%. Algunos títulos públicos, incluso, terminaron en rojo por primera vez esta semana.

15deAgostode2008a las07:06

Con menos aire que el día anterior, los bonos mostraron variaciones positivas pero bastante inferiores a las registradas en el comienzo de la semana. De alguna manera, las compras oficiales bajaron de intensidad y eso se vio en los precios y en volumen operado. Ayer, el Tesoro –vía la banca estatal– compró entre u$s 60-70 millones, casi la mitad del monto volcado al mercado el miércoles.

Según se dijo desde un banco privado, algo así como u$s 30 millones habrían sido compras de la Anses a través del Banco Nación. El resultado, incluso, contó con una baja participación del Banco Central (BCRA) que habría adquirido entre u$s 10 y 15 millones, enfocados –dijeron– principalmente en los bonos en dólares. Así, el resultado mostró un desinfle considerable para la renta fija: el Discount en pesos, por caso, subió sólo 1,17% para cerrar en $ 107. Es más, el volumen operado en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) fue de u$s 586 millones, cuando en los días previos se habían operado hasta u$s 850 millones.

La menor intervención respondería a que ya se llevaban invertidos casi la mitad de lo que originalmente se había pautado para la recompra de bonos. También, se especula en las mesas, esto tiene que ver con que el mercado está más estabilizado que la semana pasada cuando los bonos se pulverizaban. Como se sabe, tanto en Central como la banca oficial son los que estuvieron moviendo al mercado de renta fija, y quienes –en todo caso– decidirán la magnitud y el timing de las intervenciones. Sea como fuere, ayer fue una jornada tranquila a pesar de que la calificadora Moody’s cambió el outlook con la deuda del país desde “positiva” a “estable” manteniendo la nota en B3.

Qué compran y para qué

Según los montos negociados de los títulos públicos en el MAE, quienes tuvieron una fuerte explosión en lo que va de la semana cuando aparecieron las compras oficiales (incluido el Central), fueron el Discount en pesos, el Boden 2012, PRE8, Bonar 10 y PRE9, en ese orden. Tomando esto, no queda del todo clara la estrategia oficial en términos de recompra de títulos para bajar los pagos de la deuda en el corto plazo.

El históricamente más operado, el Discount, se negoció tanto por el Nación como el Banco Central (más allá de los fondos o inversores que se subieron a la ola alcista). El hecho de adquirir este título, que vence el 31 de diciembre de 2033, no tiene mucho sentido para aliviar la carga financiera de corto plazo. Incluso, fue uno de los bonos más “intervenidos” por Martín Redrado cuando se venía la noche en los meses previos al último sell-off. De ahí que no se sabe qué hace el Central con los títulos adquiridos: los devuelve al mercado o se los queda por cuánto tiempo, ésa es la incógnita. Que esté siendo comprado por el Tesoro, dicen, tiene la lógica de querer bajar la exposición de la deuda indexada. Más allá de que hay un claro ahorro en el corto plazo por la subestimación de la inflación, el deseo oficial es reducir la participación de activos atados al CER como porcentaje de la deuda total.

Según un informe del banco de inversión UBS, el mayor ahorro que se haría el Gobierno vendría –más allá de los títulos cortos– de la mano de los cupones PIB. UBS dice que bajo su estimación de crecimiento para el 2008 (5,8%), los próximos dos pagos del cupón suman entre el 60-70% de su precio actual. Incluso considerando el pago de diciembre de este año, el monto representa hasta el 29% del valor del cupón. El PRE8, de ser recomprado por el Gobierno, provocaría –según UBS– un ahorro en los flujos futuros de pagos (hasta enero de 2010) como porcentaje del precio actual de casi el 1

Temas en esta nota

    Cargando...