El dólar hace su regreso

Subió casi 8% en un mes. Dicen que es el fin de la debilidad crónica que muestra desde 2002. Pero el rally lo llevó demasiado lejos muy pronto.

15deAgostode2008a las07:08

El euro parecía imbatible. Pero algo está pasando. Ayer cayó 0,7% hasta 1,48 dólares, después de haber tocado un máximo histórico de 1,60 el 15 de julio. Esta caída de casi 8% en apenas un mes puso a los estrategas de monedas a reflexionar. ¿Es el fin de la debilidad del dólar? La mayoría cree que sí. Es el caso del banco Goldman Sachs que en su informe de ayer proclamó oficialmente que la moneda había tocado fondo. Esto es, que sólo queda un camino posible: hacia arriba. Claro que en otros bancos también advierten que este rally podría haber llevado a la divisa demasiado lejos demasiado pronto y que en el corto plazo el dólar podría dar algún pasito atrás.

“El veloz debilitamiento del crecimiento de los países desarrollados fuera de EE.UU., un claro quiebre técnico de varias barreras y precios del petróleo mucho más bajos son señales poderosas de la mejora de los fundamentals. Hasta fines de año, el camino puede resultar todavía algo movido, dados los riesgos para la demanda estadounidense, la volatilidad del precio del petróleo y el potencial desarme de posiciones largas en dólares, pero el cuadro de fondo se ha vuelto mucho más favorable al dólar. Nuestro nuevo pronóstico es de 1,45 a tres meses, de 1,50 a seis meses y de 1,40 a un año.” Anteriormente, el banco esperaba 1,56, 1,60 y 1,45, respectivamente.

En diálogo con El Cronista, Jens Nordvig, estratega de monedas de Goldman, comentó que “el rally del dólar tiene un respaldo importante en términos de fundamentales desde un débil crecimiento fuera de los Estados Unidos (así como el relajamiento monetario que está anticipando el mercado) hasta los bajos precios del petróleo”. Nordvig dice que en Goldman siguen privilegiando las monedas de mercados emergentes. Afirma, de todos modos, que es un momento bisagra, pero le siguen gustando el real brasileño, el rublo ruso y la corona checa. Entre los desarrollados, la corona noruega.

El equipo de expertos en monedas de Merrill Lynch se preguntan en su último informe si al dólar “no se le habrá ido la mano”. “Esperamos que el euro se modere contra el dólar, pero los movimientos actuales se han extendido quizás un paso demasiado lejos en el corto plazo. El mercado se hizo eco de la mayor inquietud del Banco Central Europeo respecto del crecimiento pero el foco sigue siendo la inflación. Nuestro pronóstico sigue siendo de un dólar a 1,40 por euro, pero no creemos que vaya a alcanzar ese nivel hasta la primera mitad del 2009”.

Para Simon Derrick, el jefe de research de monedas del Bank of New York Mellon, “ésta es, como mínimo, la primera corrección significativa del dólar desde 2005. Podría marcar incluso una reversión total de la tendencia que venimos observando desde 2002”. El especialista le dijo a El Cronista que en su opinión, la situación se reduce a varios puntos interrelacionados entre sí: “Primero, parece haber habido un giro fundamental en la política monetaria de EE.UU., posiblemente luego de comentarios de China y otros países. Segundo, los temores inflacionarios que tanto socavaron al dólar ahora están cediendo gracias al colapso de los precios de los commodities. De repente, la apuesta que hizo la Fed al recortar las tasas tan agresivamente pareciera que valió la pena”. En cuanto a las monedas que más le gustan, Derrick no duda: “El dólar y cualquier moneda que permanezca atada del dólar”.

Robert Sinche es el jefe global de estrategia de monedas del Bank of America. “Creemos que, en el corto plazo, el dólar podría haberse disparado demasiado lejos y demasiado rápido”, le confió a El Cronista. “Esperamos una prolongada recuperación del dólar a lo largo del 2009, pero que no llevaría al dólar más allá de los niveles actuales.” Sin

Temas en esta nota

    Cargando...