Pese a dar más facilidades, el Gobierno no atrae capitales

Entraron en el país sólo US$ 130 millones en 15 días; desde enero salieron US$ 11.000 millones

16deAgostode2008a las08:06

"La verdad, no entró casi ni un mango", comentaron casi a coro los operadores financieros. "Estamos hechos", respondieron, en cambio, desde el Banco Central (BCRA). A dos semanas de la suspensión del encaje para el ingreso de capitales de residentes, dispuesta por el Ministerio de Economía por pedido del BCRA, el amperímetro de entrada de dólares en el país casi no se movió, admitieron a LA NACION algunas fuentes oficiales y privadas.

"Había algunas empresas que necesitaban traer dinero y con esta disposición están empezando a hacerlo", comentó una fuente oficial. De este modo, se confirmó que la resolución 195/2008 de Economía tenía nombre y apellido, como creían los operadores hacía dos semanas cuando se dictó la norma, aunque se aclaró que no se trataría de ninguna firma vinculada con la provincia de Santa Cruz.

Una de las compañías que aprovecharon la barrera levantada fue Visa, que capitalizó su filial con unos 113 millones de dólares. También hubo aportes desde el exterior para Sideco, Volkswagen, Quilmes y dos mineras, por un monto no precisado, aunque el informante oficial aclaró que "la suma total está en torno de los 130 millones de dólares", una cifra exigua frente a los US$ 11.000 millones que salieron desde enero.

La norma, firmada por el ministro de Economía, Carlos Fernández, indica que por 30 días se suspende el encaje del 30% para ingresar divisas que se puso en marcha en 2005 para el control del movimiento de los capitales especulativos. La 195 suspendió "los requisitos establecidos en los incisos c y d del artículo 4 del decreto Nº 616 del 9 de junio de 2005, a los ingresos cambiarios por la venta de activos externos de residentes del sector privado".

Una parte del equipo económico no estaba muy convencido de levantar esa barrera, aunque fuera en forma temporal para no provocar una mayor apreciación del tipo de cambio, pero sus pares del Banco Central insistieron en explicar que en el actual contexto de incertidumbre hay más posiciones de salida que de entrada.

De hecho, en la norma se afirmó que "existiendo demoras en la liquidación de operaciones de exportaciones agropecuarias, el BCRA entiende que es posible suspender algunas restricciones al ingreso de fondos externos sin afectar negativamente su política cambiaria".

Al respecto, fuentes de la entidad que preside Martín Redrado señalaron que "sigue vigente la política de desalentar el ingreso de capitales de corto plazo", luego de las acusaciones del ex ministro de Economía Roberto Lavagna en ese sentido. En cambio, admitieron que el ingreso por liquidaciones de los exportadores del agro están "unos US$ 2000 millones por debajo de lo estimado" por el BCRA. Desde la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina admitieron que "existe disgusto por la resolución 543 de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), que cambió las reglas del mercado exportador al fijar nuevas trabas para embarcar granos".

Esta situación comenzaría a resolverse a partir de una nueva resolución que extiende los plazos de embarque.

Sin embargo, analistas financieros creen que esa norma está fuera de contexto. Arturo Piano, del Banco Piano, afirmó que "hay más salida que ingreso de divisas", mientras que Francisco Prack, de SBS, señaló que "los fondos del campo entran con cuentagotas" y opinó que lo único que logró la norma del Ministerio de Economía es acotar "algunos centavos la fuerte brecha que había entre el tipo de cambio paralelo y el oficial".

Otro especialista aclaró que "es una norma muy restrictiva porque en principio tendrá vigencia sólo por un mes y además excluye a los no residentes".

Los pocos que entran, agregó, lo hacen por la vía del "contado con liqui", eludiendo el

Temas en esta nota

    Cargando...