XVI Congreso de Aapresid - El enfoque puesto en la honestidad, la transparencia y el federalismo

Los disertantes expusieron en la última jornada del Congreso de Aapresid sobre “Las instituciones y su rol en la democracia“.

16deAgostode2008a las08:15

En la última jornada del XVI Congreso de Aapresid, y en el marco de una tarde que superó las expectativas de los organizadores –con más de 2 mil personas- se desarrolló el panel QUO VADIS Argentina: El enfoque institucional.

El primer expositor fue Fernando Monckeberg, el reconocido pediatra chileno, disertó sobre la importancia de desarrollar políticas para combatir la desnutrición infantil. Habló de la experiencia en su país y destacó los progresos conseguidos. Monckeberg -quien también disertó en la tarde del jueves- fundó en 1975 la Corporación para la Nutrición Infantil (Conin), una entidad sin fines de lucro cuya finalidad era recuperar a los menores de 0 a 3 años con desnutrición primaria o secundaria.

Durante su ponencia el especialista se explayó sobre la experiencia chilena que, luego de 30 años, logró disminuir drásticamente la mortalidad infantil y elevar el nivel de acceso a la educación primaria, secundaria y universitaria. “Ahora las cosas han cambiado. El 100 por ciento termina la educación básica, está terminando la media el 80 por ciento y está accediendo a la educación superior aproximadamente el 46 por ciento.

“El país hoy es otro y básicamente el cambio se produjo al prevenir el daño sociogénico, biológico producido por la desnutrición y la pobreza durante los primeros períodos de la vida. Fue un largo proceso que significó una enorme inversión. Entre el año 1970 y el año 2005 el país invirtió 26 mil millones de dólares. Y eso se pudo mantener por una política constante mantenida hasta hoy día, a pesar de los tremendos cambios políticos del país.

El segundo expositor de la tarde fue el escritor José Ignacio García Hamilton, quien esbozó en una síntesis histórica los procesos que influenciaron el modelo actual de país y cómo fueron cambiando las reglas de juego desde la generación del ’80 hasta nuestros días.

A su turno -y presentado por el coordinador del panel, Claudio Escribano -del Diario La Nación-, el intendente de Rosario Miguel Lifschitz habló de la necesidad de tener compromiso y de los ejemplos que se han construido a partir del conflicto que comenzó el 11 de marzo pasado. “Quienes queremos un país distinto debemos preguntarnos de qué manera, desde el ámbito de la política y de la sociedad desarrollamos una cultura de mayor compromiso y más democrática”, deslizó.

El intendente de Rosario también explicó que deberá ser un trabajo en conjunto entre la sociedad civil, el sector público y el privado, sin olvidar que además habrá que fortalecer el funcionamiento de las instituciones y el respeto cada uno de los poderes del Estado.

“El desafío que tenemos por delante es lograr democratizar y modernizar el Estado, hacerlo más eficiente, más participativo y transparente”, dijo Lifschitz, en oposición a lo que él denominó “una gran concentración de poder”, para pensar en una democracia más estable.

El intendente recordó la importancia del federalismo, el desarrollo de las ciudades del interior y como todos los oradores mencionó algunos aspectos clave: El respeto por la ley, un mejor Estado y -por consiguiente- una mejor democracia, con partidos y acciones a base de postulados coherentes. “Hace falta una renovación de nombres”, sentenció.

Luego fue el turno del presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA) Eduardo Buzzi, quien expresó la necesidad de construir un país distinto, “con paz y modernidad social para reconstruir el federalismo”. La intención de Buzzi fue “ir cabalgando por el conflicto que transitamos” y planteó la necesidad de “ir mucho más a fondo”.

El dirigente agrario sentenció que la crisi

Temas en esta nota

    Cargando...