Para invertir en dólares: fideicomisos ligados al agro rinden hasta 10% anual

Por estas fechas, las empresas de agro salen al mercado de capitales a buscar fondeo para financiar la cosecha gruesa. Y se abren oportunidades interesantes para el inversor dolarizado: las colocaciones, seguras porque están avaladas por Sociedades de Garantía Recíproca, ofrecen retornos de entre el 7% y el 10% anual. Esto está muy por encima de lo que pagan los plazos fijos bancarios, que ofrecen entre 2% y 3%. Eso sí, hay que dejar los ahorros inmovilizados por al menos 6 meses.

28deAgostode2008a las07:46

Como suele ocurrir en la Argentina cada vez que se dispara el malestar social, en los últimos meses han sido muchos los ahorristas que corrieron a las casas de cambio a comprar dólares. Eso sí, con los billetes verdes en la mano la gran pregunta pasa a ser: ¿en qué se puede colocar ese dinero?

Las alternativas no son demasiado tentadoras. Depositar los dólares debajo del colchón o dejarlos reposando en una caja de seguridad supone una pérdida segura de capital, mientras que invertir en bonos o acciones parece demasiado riesgoso en estos días, teniendo en cuenta que el mercado financiero no está pasando por su mejor momento. Por su parte, los plazos fijos bancarios apenas ofrecen rendimientos de entre el 2% y el 3% anual. Ahora bien, en estos días se está abriendo una opción interesante para aquellos que puedan tener inmovilizados sus ahorros por al menos seis meses.

Es que las empresas del sector agropecuario –especialmente, las Pymes– están comenzando a salir al mercado en busca de fondeo para financiar la cosecha gruesa, y con ese fin están empezando a aparecer en la Bolsa los fideicomisos en dólares. Esas colocaciones, que están respaldadas por Sociedades de Garantía Recíproca (SGR) y por ello son consideradas una inversión de bajo riesgo, pagan retornos nada despreciables de hasta el 10% anual. Para ingresar en uno de estos instrumentos el inversor debe contar con al menos u$s 1.000 –o unos u$s 17.000 si se quiere participar del tramo competitivo, es decir, si se quiere ofertar tasa– y tener la posibilidad de inmovilizar sus ahorros por un período no menor a los 6 meses. Además, debe saber que al cancelarse la inversión, se le pagará el capital y los intereses en pesos al tipo de cambio de ese día.

“Este es el momento ideal para comenzar a evaluar estas inversiones. Es que después de varios meses casi sin actividad, como consecuencia del conflicto entre el campo y el gobierno, ahora el mercado se está moviendo. Por otra parte, las empresas están saliendo a buscar financiación para la cosecha gruesa”, explicó Lucas Brady, socio del estudio Alchouron, Berisso, Brady Alet, Fernández Pelayo y Balconi, especializado en la constitución de fideicomisos ligados al agro.

Concretamente, hasta este viernes se puede suscribir la octava emisión del fideicomiso Aval Rural por cerca de u$s 10 millones. Esta colocación está respaldada por la SGR de la empresa Nidera, y se cree que terminará cortando a una tasa de entre el 9% y el 10% anual, para una duration de un año. Las últimas colocaciones, sin embargo, cerraron con tasas de entre el 6% y el 8,5%, debido a que “en este momento hay mucha demanda de estos instrumentos, especialmente de inversores institucionales como las AFJP y las empresas, que están buscando alternativas para colocar sus dólares”, indicaron desde una financiera local que prefirió no ser nombrada.

Así, el fideicomiso Multipyme VI, por u$s 2,7 millones pagó 6% al inversor, debido a que recibió ofertas por casi tres veces el monto licitado. En tanto, la primera emisión de Agro Deró, también por u$s 2,7 millones, pagó un 8,5%. “Si busca rendimientos más altos, el ahorrista debe tratar de apostar a fideicomisos en los que no puedan ingresar los grandes inversores”, aconseja un analista financiero local. Por ejemplo: es muy probable que la colocación de Aval Rural cuente con menor cantid

Temas en esta nota

    Cargando...