Sigue siendo grave la situación económica de los frigoríficos exportadores de menudencias

El 29 de julio Infocampo informó los problemas que afectan al sector y, desde entonces, algunas solicitudes de exportación fueron agilizadas, pero el volumen de negocios sigue siendo –por lejos– insuficiente para cubrir la capacidad instalada.

Por
28deAgostode2008a las12:53

La situación financiera y económica de la mayor parte de las empresas dedicadas a la exportación de menudencias sigue siendo delicada a partir de las restricciones implementadas por el gobierno nacional para la exportación de esos productos.

El pasado 29 de julio Infocampo informó los problemas que afectan al sector y, desde entonces, algunas solicitudes de exportación fueron agilizadas por la Oncca, pero el volumen de negocios sigue siendo –por lejos– insuficiente para cubrir la capacidad instalada de plantas frigoríficas.

La principal exportadora del rubro (Offal Export, propiedad de la familia Navarro) recibió entre el 1 de mayo y el 14 de agosto pasado autorización para exportar un volumen inferior a 12.000 toneladas, cuando había solicitado alrededor de 15.000 en dicho período.

La empresa Argall –la segunda en importancia en el sector– le otorgaron en ese mismo período permisos de embarque por 3780 toneladas, una cifra 1620 toneladas inferior a las requeridas.

Pero los mayores perjuicios cayeron sobre las firmas más pequeñas –casi todas empresas familiares–, que recibieron autorizaciones de exportación por un volumen muy inferior al solicitado. Una de las más perjudicadas fue Foods Land, que entre mayo y mediados de agosto recibió permisos por menos de 3000 toneladas, la mitad de lo que había solicitado a la Oncca.

En una situación similar se encuentran las Pymes Villa Olga, Menundencias Pugliese, Yonadi, Madeka y Yocle, entre otras.

Esto motivó, entre otros reclamos, que la diputada nacional María Bianchi (Frejuli-San Luis) hiciera un pedido de informe al Poder Ejecutivo en el cual solicita que se comunique y aclare “cuáles son las medidas que implementa la Oncca que, según lo dicho por representantes del sector afectado, impiden cumplir con los compromisos contraídos” y “qué medidas se implementarán a efectos evitar posibles perdidas de puestos de trabajo”.

En el primer trimestre de 2008 la Argentina exportó un promedio mensual de 12.370 toneladas de menudencias, según datos del Senasa. Pero a partir de abril pasado, con el ingreso de Ricardo Etchegaray, la Oncca comenzó a restringir la salida de todos productos cárnicos bovinos.

De esta manera, en abril las exportaciones de menudencias cayeron a 5658 toneladas en abril y 6789 toneladas en mayo, para luego derrumbarse en junio a una cifra de apenas 3620 toneladas y recuperarse parcialmente en julio con envíos por 7723 toneladas.

Es decir: entre abril y julio de 2008 se exportaron menudencias por un promedio mensual de 5947 toneladas versus 9464 toneladas (también promedio mensual) en el mismo período de 2007 (-37%) y 12.370 toneladas en enero-marzo de 2008 (-52%).

Muchos de los frigoríficos que operan en el sector, ante las restricciones que experimentan para concretar exportaciones, deben almacenar grandes cantidades de mercadería que no se consume el mercado local, tales como tendones, pulmones o tráqueas.

Temas en esta nota

    Cargando...