Pese a los temores, los inversores no quisieron regalarle sus bonos al Gobierno

Las ofertas de ahorristas fueron escasas: pusieron a la venta títulos por $ 125 millones. Además, pidieron precios por encima de los valores actuales de mercado.

29deAgostode2008a las07:37

La primera recompra de bonos de parte del Gobierno pasó sin pena ni gloria por el mercado. Es que el mecanismo no generó demasiado interés en los inversores, quienes ofrecieron títulos por $ 125 millones, por debajo de los $ 150 millones que estaba dispuesto a desembolsar el Tesoro. Además, del total ofertado el Gobierno apenas tomó $10 millones –todo, en cupones atados al PIB en pesos– debido a que no quiso convalidar los precios que pedían los tenedores de títulos.

En este contexto, los bonos de la deuda local terminaron mixtos, con mayoría de subas en el caso de los títulos en dólares y con bajas de hasta 0,8% entre los bonos en pesos. Desde el Ministerio de Economía, sin embargo, se mostraron muy satisfechos con el resultado de la licitación. “Estamos muy conformes porque lo que se demostró fue que lo que parecía una corrida contra los bonos de la Argentina no existe. Las ofertas que vinieron lo hicieron por encima de los valores de mercado, y eso demuestra que los inversores no están dispuestos a regalar los títulos locales”, afirmó el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, en diálogo con periodistas acreditados en el Palacio de Hacienda. “La conclusión es que los inversores valoran nuestros bonos más de lo que parece”, remarcó.

Desde el mercado, sin embargo, aseguraron que la falta de interés tuvo que ver con dos motivos: por un lado, fueron pocos los valientes que se animaron a probar suerte en la primera subasta. Y por el otro, porque los bonos que estaba dispuesto a comprar el Gobierno no eran precisamente aquellos que le generan disgustos a los ahorristas. Concretamente, ayer el Tesoro puso en práctica la primera de lo que será una serie de licitaciones públicas de recompra de bonos nacionales. Se dispusieron $ 150 millones para comprar Boden 2012, Boden 2013 –ambos emitidos en su momento para compensar a los ahorristas atrapados en el corralón– y Cupones atados al PIB. Todos ellos, títulos cortos o atados al mejor indicador nacional: el Producto Bruto.

En total, los inversores ofrecieron $124,4 millones, de los cuales el Gobierno tomó sólo $ 9,89 millones. “No participó nadie de la subasta, porque la operatoria era complicada y porque era la primera vez que se hacía. Muchos inversores prefirieron esperar a ver cómo funcionaba”, indicaron desde un banco local. En general, los ahorristas buscaron que el Gobierno les pagase precios más elevados que los actuales valores de mercado por sus títulos. Así, se pidió entre u$s 40,3 y u$s 43 por un Boden 2012, cuando ese bono vale u$s 39,9 en el mercado. Desde las mesas de dinero explicaban que, en parte, se pidieron esos precios por una cuestión cambiaria. Es que si bien las ofertas se hacían en dólares, las operaciones se liquidaban en pesos al tipo de cambio de referencia del BCRA, que es inferior al que utilizan los inversores cuando venden sus bonos en el mercado. Por ejemplo, el cambio del BCRA era ayer de $3,02 por dólar, con lo cual el Gobierno pagaba $120,5 por un Boden 2012, cuando ese mismo título en el mercado de contado con liquidación, se pagaba $122,1.

En la próxima subasta, no obstante, puede que este problema ya no exista, debido a que Economía evalúa la posibilidad de que las operaciones puedan liquidarse también en dólares. Según comentaron desde el Ministerio, es probable que la siguiente licitación se haga la semana que viene, y que se ofrezca cerca del doble del dinero que se ofertó ayer. Los títulos elegibles serán los mismos, aunque podrían incorporarse nuevas especies. Lo que sí se sabe es que los títulos subastados serán bonos cortos, con vencimiento dentro de los próximos 18 meses. Según lo explicó el miércoles el Jefe de Ga

Temas en esta nota

    Cargando...