La ganadería va al frente

La exposición Braford en Corrientes, la más grande del mundo en la raza, demostró el potencial del sector.

30deAgostode2008a las08:23

En los campos que están al costado de la ruta nacional 12, entre Goya y Corrientes, cada año hay más vacas y novillos, rodeados de palmeras. Lo mismo pasa en el monte formoseño, en la cuña santafesina y en la seca llanura chaqueña.

La ganadería explotó en el norte argentino y ésta es una de las tendencias que se confirmó en la 6° Exposición Internacional Braford, que se realizó la semana pasada en la Sociedad Rural de Corrientes, con la participación de 700 animales y 50 cabañas.

En la muestra también se trabajó para alcanzar un nuevo objetivo, lograr que esta raza sea la marca de la nueva ganadería del Mercosur. "Con certeza, la Braford es el tipo de animal que más potencial tiene en el Cono Sur", afirma el brasileño Fernando Lopa, presidente de la Federación Braford Mercosur (y de la asociación de criadores de la raza en su país).

"Estamos trabajando para que sea la gran protagonista de esta región", agrega Gabriel Basso, presidente de la Sociedad de Criadores Braford y Cebú de Uruguay.

"La gran ventaja es su enorme plasticidad", dice Eduardo Llorente, presidente de la Asociación Braford Argentina (ABA). Se refiere a que esta raza sintética (cruza de Brahman y Hereford) se adapta con facilidad al clima y a la oferta de las pasturas típicas de las zonas semiáridas, subtropicales y hasta tropicales. Son las regiones en las que crece la ganadería, por la rápida expansión de la frontera agrícola.

La Argentina es un buen ejemplo de este fenómeno. Se estima que un 35% del ganado está en el NEA y en el NOA. Pero lo más importante es lo que viene.

"Santiago del Estero quiere tener 10 millones de cabezas en diez años (actualmente hay 1.300.000) y Salta quiere dos millones (hoy tienen 800.000)", adelanta Juan Baqué, director ejecutivo de ABA.

El dato central es la evolución del número de vientres. Las planillas del Senasa, que cruzó la Asociación Braford Argentina, demuestran que en Salta la cantidad de vientres aumentó un 48% en cuatro años (2003-2007), en Misiones la cifra asciende al 32%. Y lo mismo sucede en Catamarca (21%), Tucumán (21%), Formosa (20%), Santiago del Estero (16%) y Corrientes (13%).

"El Braford llegó a la argentina hace 25 años y ya es la segunda o la tercera raza del país", asegura Baqué. Por eso, el domingo, no fue una sorpresa que se pagaran 113.000 pesos por la Gran Campeón Hembra, de la cabaña Rancho Grande, de Raúl Peyrano (Ver Jornadas...)

El creciente empuje de la ganadería en el Norte contrasta con las cifras del rodeo nacional, estancado entre las 50 y las 55 millones de cabezas desde hace varios años.

Pero la ganadería no crece en esos duros ambientes productivos sólo porque se corrió la frontera agrícola; también lo hace por dos avances claves.

En primer lugar, el significativo desarrollo genético de las razas sintéticas que lograron los criadores argentinos. "Nuestra genética es de punta", aclara Hugo Zuza, jurado de clasificación del evento y cabañero. "La calidad que se ve en la pista es impresionante: la reconocen los brasileños y uruguayos", destaca Llorente.

También está influyendo la introducción de las pasturas megatérmicas (gaton panic, brachiaria, panicum coloratun y setaria; entre muchas otras ), implantadas con el paquete tecnológico de la siembra directa. La inclusión de este forraje está revolucionando los esquemas productivos. "Los nuevos sistemas forrajeros permiten que campos que eran de 10 vacas por hectárea ahora logren alimentar a un animal por hectárea y también más", precisa Baqué.

Hay otro indicador que grafica el impacto de estos cambios: la cantidad de unidades productivas. En Corrientes, el salto es fuerte. En el 2005 había 15.100 y un año después ya superaban las 18.900, según los datos del Senasa.

Temas en esta nota

    Cargando...