La city tiene más dudas que nunca: los bonos caen hasta 2% en el día después

Los operadores la describen como una medida demasiado impulsiva y que no estaba dentro de las prioridades. La forma en que fue adoptada la decisión aumentó la desconfianza de muchos.

04deSeptiembrede2008a las07:30

El mercado no acusó ayer recibo de ninguna buena noticia. La cancelación de la deuda con el Club de París pasó prácticamente inadvertida a juzgar por los resultados de la rueda: los bonos cayeron hasta 2%, el riesgo país trepó casi 3% a 698 puntos y el dólar escaló un centavo a $ 3,06 en el circuito minorista.

En la city la sensación generalizada es que lo que en otro momento hubiera sido leído como una señal positiva, hoy no es más que un medida fruto de una reacción impulsiva del matrimonio Kirchner. El hecho de que tanto el Banco Central como el Ministerio de Economía no hubieran sido informados previamente de la decisión incluso incrementó la desconfianza de algunos inversores, que ahora se reconocen más escépticos frente a la escasa libertad que tienen las instituciones para definir el rumbo de sus políticas.

“A medida que uno va leyendo los diarios, se va convenciendo que lo del Club de París es un tiro al aire. Quizás en la buena dirección, pero sin mucho raciocinio”, deslizó el operador de un banco local, que pidió no ser nombrado. “De todas las opciones que tenía además el Gobierno para dar una señal al mercado elige la peor. A la cabeza de los reclamos de los inversores está el tema del Indec y después el arreglo con los holdouts”, agregó.

Entre los títulos en pesos, el más castigado ayer fue el bono Par, que cerró con una caída de 2,2%, seguido por el Pro 13 con una baja de 1,98%. De los papeles en dólares, el más golpeado fue el Cupón PIB, que perdió 1,48%, y el Descuento con legislación extranjera, que descendió 1,33%. Los seguros para cubrirse de un eventual default de la Argentina también se encarecieron: a 5 años de plazo subieron 1,3% a 790 puntos.

“Nadie está comprando Argentina. De anuncios el mercado está harto. Hasta que no empiecen hacer delivery (entrega) de lo que están anunciando, el mercado no va a salir a pagar”, advirtió, por su parte, un operador de un banco extranjero.

En tal sentido, hay quienes aseveran que el pagó al FMI no es precisamente un antecedente de agrado para el mercado. Dado que una vez cancelada la deuda con el organismo multilateral de crédito, el Gobierno no dio un giro “pro mercado”, sino que se acercó a Hugo Chávez y comenzó a manipular los indicadores económicos. En ese entonces, no obstante, la economía gozaba de un contexto internacional que le garantizaba un horizonte de crecimiento sostenido más allá de todo. Pero hoy el tan aludido “viento de cola” también empieza a flaquear, y la decisión de pagar con reservas no fue, a los ojos de muchos analistas, la más acertada.

No por nada en el mercado de cambios la divisa se estuvo más demandada. En el mercado spot, el dólar cerró a $3,038, igual que el martes, pero en el circuito minorista los bancos y casas de cambios corrigieron sus pizarras un centavo arriba, a $3,06 para la venta. Para mantener el dólar a raya, el Banco Central eligió continuar con sus intervenciones en el mercado de futuros. Los contratos para fin de diciembre de este año se pactaban ayer a $3,09, lo que arroja una tasa de interés implícita de 5,25%.

Economía, entretanto, anunció una nueva licitación para rescatar hoy bonos por hasta $ 200 millones ($ 50 millones más que el jueves anterior). Al igual que la semana pasada, tomará Boden 2012 y 2013, y cupones atados al PIB, tanto en pesos como el dólares. Esta vez, se espera que haya una mayor respuesta del mercado, sobre todo después de que Economía anunciara que liquidará las operaciones en la moneda de emisión que corresponda a los bonos rescatados. En la city, muchos habían citado un tema cambiario como principal traba de la licitac

Temas en esta nota

    Cargando...