Como si no alcanzara con lo propio, el Merval colapsó ante el malhumor global

Con el añadido de la incertidumbre local, que no pudo neutralizar la noticia del pago al Club de París ni mucho menos, la Bolsa tuvo que lidiar con rojos violentos en Wall Street.

Por
05deSeptiembrede2008a las07:50

Todos saben: no hay mal que dure 100 años. Lo curioso es que nunca falta algún taciturno inconsolable peinado a la gomina que comulgue con la filosofía ‘Emo‘ y que piense que 100 años no, pero que 99 o 98 años, bueno, quizás. El mundo está lleno de pesimistas, qué duda cabe. Los hay argentinos también. Y en la bolsa local, sobran.

Ayer no se salvó nadie. Ni siquiera los que encerrados en su burbuja agorera preveían que un jueves 4 de septiembre de 2008 el índice Merval iba a volver sobre sus pasos e iba a registrar el mismo nivel que en octubre de 2006. La caída del 3,61% a 1.694 unidades selló a fuego un retroceso de 21%. “Los datos de empleo por debajo de lo esperado en Estados Unidos y algunos informes que hablan de recesión en Europa empujaron a los inversores a vender posiciones en todo el mundo; en la Argentina no fue la excepción”, dijo Antonio Cejuela, director de Puente Hermanos

Con un volumen que apenas registró $ 36 millones, en la city, los operadores prefieren ver este dato como una señal de la apatía que hay. “El mercado no reacciona, ni a la noticia del Club de París, ni a los potenciales drivers que ofrecen las empresas en sus respectivos negocios”, dice el directivo. Cejuela pone el lápiz y escribe que “cada vez se observa una mayor predisposición por parte de los inversores a comprar y vender posiciones en acciones en un mismo día; por la mañana venden y por la tarde compran”.

Desde Capital Markets Arg. resumen que “el mercado local mostró un desempeño negativo en línea con la tendencia bajista del resto de los mercados internacionales”. A la vez, la analista Leila Abuchaem de CMA agrega que “el volumen de negocios fue acotado porque los inversores se manejaron con cautela a la espera de mayores señales de confianza”.

Desde Portfolio Personal (PP) suman los argumentos locales para tanto malestar. “Continúa la sequía en Buenos Aires; el volumen negociado se reduce cada vez más como señal de la desconfianza que pesa sobre el mercado y a dos días del anuncio de la presidenta de saldar la deuda con el Club de París las dudas al respecto están en ascenso, y se nota en la evolución del riesgo país, que volvió a sobrepasar los 700 puntos básicos”.

Inconformismo a la francesa

Ya en pleno discernimiento del feeling del mercado, desde PP señalan que “el mercado interpreta que la medida de cancelar la deuda con el Club de París es insuficiente porque se cancela la deuda con reservas, algo que demuestra que se quiere evitar una renegociación, y que puede ser interpretado como un alejamiento de normalización en el Indec. Además, la cancelación no implica que el país pueda volver a colocar deuda en los mercados voluntarios”.

En el panel de las acciones líderes, Socotherm y Comercial del Plata fueron las que mostraron los peores resultados, retrocediendo 5,11% y 4,88% respectivamente. El petróleo retrocedió hasta los u$s 108 por barril. Esto le deparó a los papeles de Tenaris y Petrobrás Brasil nuevos retrocesos que signaron la tendencia bajista del mercado local. Para la brasileña, la caída fue de 4,9% mientras que la compañía del Grupo Techint hizo agua por 4,7%. En la segunda línea –siempre bajista– las que perdieron fueron Grupo Galicia, Telecom, Siderar y Banco Francés.

Por Julián Guarino.

Temas en esta nota

    Cargando...