Cita con Lula: final para el dólar en comercio bilateral

La medida está casi lista para ser firmada el lunes por ambos presidentes. Por: Mariano Thieberger.

Por
06deSeptiembrede2008a las08:44

las cancillerías de la Argentina y Brasil trabajaban ayer contra reloj para que Cristina Kirchner -que iniciará hoy su primera visita de Estado a ese país- y Lula da Silva puedan anunciar oficialmente el lunes la eliminación del dólar en las operaciones comerciales bilaterales. El proyecto se encuentra en la última etapa de prueba por los bancos centrales de los dos países y entraría definitivamente en vigencia a fines de este mes o principios de octubre.

"Es sólo una cuestión de fechas, pero la intención es que los presidentes puedan hacer el lanzamiento el lunes", explicaron ayer fuentes argentinas y brasileñas a Clarín.

La iniciativa de reemplazar el dólar por el peso y el real ya sufrió varias demoras pero, desde hace un tiempo, los bancos de ambos países que operan en comercio exterior vienen realizando simulaciones.

Los avances en la utilización de monedas locales para el comercio no son el único interrogante que tiene aún el documento que firmarán el lunes Cristina y Lula para darle continuidad al "mecanismo de integración y coordinación" que implementaron en febrero durante la visita de Lula a la Argentina y que consiste en mantener encuentros de trabajo cada seis meses. Un área en la que podría haber novedades es la de Defensa, por eso se espera que la ministra Nilda Garré participe de las reuniones del lunes en el Palacio del Planalto.

Según trascendió en medios locales, se podría firmar un acuerdo de cooperación aeronáutica para que la empresa brasileña Embraer le compre material a la fábrica del Area Material Córdoba. Fuentes de Embraer se mostraron interesadas en vender aeronaves militares y civiles a la Argentina. Incluso, hicieron trascender la posibilidad de venderle aviones a Aerolíneas Argentinas, que se encuentra en pleno proceso de reestatización.

También podría concretarse el lanzamiento oficial del convenio que firmaron la Argentina y Brasil en febrero para crear una empresa binacional con capacidad para producir uranio enriquecido en forma industrial.

Por otro lado, y como anticipó la propia Cristina Kirchner el martes -en el mismo acto en que anunció la decisión de cancelar la deuda con el Club de París- está a la firma también la puesta en marcha de una línea de crédito entre el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) y los argentinos Banco Nación y Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) para financiar proyectos de integración productiva. Los detalles de todo esto se terminarán de definir mañana a la noche, sólo unas horas antes del encuentro que mantendrán Cristina y Lula en Brasilia.

Esta tarde, la Presidenta aterrizará en Recife para participar de la inauguración de una planta de energía eólica de la empresa IMPSA, de Enrique Pescarmona. Se trata de una empresa brasileña con capitales argentinos financiada por el BNDS y con una inversión inicial de 85 millones de dólares y una capacidad para fabricar 200 generadores por año. Allí se terminarán de ensamblar las piezas que se fabrican en planta que IMPSA tiene en Mendoza. Para el gobierno argentino, es un buen ejemplo de lo que se busca cuando se habla de integración productiva con Brasil

Temas en esta nota

    Cargando...