No hay cambios en el Indec y la inflación de agosto fue de 0,5%

Los alimentos subieron apenas 0,2%. Para el Indec bajó la carne, aceites y verduras. El Gobierno ratificó a la cúpula del organismo y la actual forma de calcular el índice.

11deSeptiembrede2008a las07:28

Para algunos ya aburre la inflación oficial. Y lo cierto es que agosto no fue la excepción: el Indec informó un 0,5% de aumento en el Índice de Precios al Consumido (IPC), incremento que es un tercio de las estimaciones privadas que manejan las principales consultoras del país. De esta forma, en la versión oficial, la inflación en lo que va del año acumula un ascenso del 5,5%.

Una vez más, el Indec sorprendió ayer con sus cifras. Además de la deflación de 1% en la canasta básica alimentaria y la total (ver aparte), anunció que los alimentos aumentaron apenas 0,2% durante el mes pasado.

En este contexto, fuentes del Gobierno ratificaron ayer a la actual conducción del Indec y la metodología de estimación del índice de precios, en un intento por disipar los rumores que corrieron en las últimas semanas sobre inminentes cambios en el organismo, para dotarlo de mayor trasparencia.

El Cronista dialogó ayer con la titular del Indec, Ana María Edwin, y la directora del IPC, Beatriz Paglieri. Durante el encuentro ambas funcionarias explicaron la metodología de estimación y negaron en reiteradas veces intervención alguna del Gobierno en el organismo (ver página 3).

Según los datos del cuestionado Indec, el mayor aumento de agosto pasó por indumentaria, que subió 1,2%; seguido por “equipamiento y mantenimiento del hogar” con 1% y atención médica con 0,7%. Los menores incrementos se registraron en educación (0,1%), alimentos y bebidas (0,2%) y transporte (0,3%).

Dentro de los distintos rubros, la ropa, el calzado y los alquileres fueron los items individuales con mayores aumentos; con alzas del 1,1%; 1,4% y 1,4%, respectivamente. Desagregando la variación de los alimentos, se observa una baja del 0,5% en la carne, mientras que las verduras cedieron 1,5% y los aceites y grasas se abarataron 1,3% en agosto. Las frutas, en cambio, aumentaron 2,4% mensual.

Reclamos

Los empleados del Indec nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) junto a distintas agrupaciones que apoyan sus reclamos protestaron ayer en la puerta del Ministerio de Economía que conduce Carlos Fernández en repudio a lo que consideran es una manipulación de los indicadores de inflación. Pidieron que se trasparente la situación en el instituto de estadísticas, y se termine la intervención que se inició en enero de 2007. Asimismo, ratificaron la cuestionada influencia del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, en el organismo.

Según una encuesta difundida el mes pasado por la consultora Ibarómetro, siete de cada diez argentinos no creen en el índice de inflación que revela el Indec y la mayoría confía más en los cálculos privados.

La cifra que ayer publicó el Indec era muy esperada por el mercado, para tener una percepción de si el Gobierno redobla la apuesta por esta controvertida metodología de intervención o no. El 0,5% ciertamente decepciona por lo distante que luce de la realidad, pero los deprimidos precios de los títulos públicos ya tienen incorporado un escenario de manipulación, por lo que no sentirán impacto alguno. Ante todo sufren los coletazos de la crisis financiera internacional.

Las consultoras privadas estimaban para agosto una inflación en torno al 1,5%. Hablan de una inflación anual del 25%. Ahora preocupa lo que pueda ocurrir en septiembre. Porque se esperan aumentos estacionales en rubros claves de la canasta básica, como algunos alimentos y la ropa. En este último caso se debe al recambio de prendas ante el inicio de la temporada de primavera-verano. También se anticipan aumentos en las tarifas de algunos servicios públicos, como el gas y el transporte público de pasajeros (c

Temas en esta nota

    Cargando...