Bancos: para recomponer el crédito hace falta más certidumbre y reglas claras

Los referentes del sistema financiero local elogiaron la fortaleza de Argentina, pero para los próximos meses esperan commodities más baratos, dólar caro y menos crédito.

Por
11deSeptiembrede2008a las07:37

Crisis subprime, credit crunch, debacle financiera. Cualquiera sea la manera de llamarlo, el problema es el mismo: hace más de un año que los mercados se encuentran sumidos en la desconfianza y el malhumor. Pero, ¿cuánto más durará esta racha? Juan Bruchou, CEO del Citi; Enrique Cristofani, presidente del Santander Río; y Clarisa Estol, titular del Banco Hipotecario, coincidieron durante su participación en “El Encuentro de los Líderes”, en que los efectos de la crisis financiera global todavía no se agotaron.

“Esta crisis no tiene precedentes en el mundo. Hemos visto a casi todos los mercados emergentes atravesar situaciones críticas, pero ahora son Estados Unidos y Europa quienes sufren”, indicó Bruchou. “No vemos que el panorama vaya a aclarar en el corto plazo. De aquí en adelante nos enfrentaremos a una desaceleración económica global, de la cual recién a fines de 2009 comenzaremos a recuperarnos”, agregó el titular del Citi, y proyectó una situación que no favorece demasiado a la Argentina: crédito más caro para América latina, precios más moderados para los commodities y un dólar fuerte.

Los banqueros coincidieron en que el contexto internacional será más adverso en los próximos meses. Pero aún así, indicaron que la Argentina está bien parada para recibir los embates. “El país no está ajeno a la crisis mundial. Sin embargo, está más sólido que en el pasado y puede soportar mejor la turbulencia”, dijo Cristofani. En este contexto, destacaron que los bancos locales muestran indicadores de liquidez y solvencia “excelentes”. También ayudó el hecho de que las empresas locales estuvieran poco apalancadas con créditos

“La crisis nos ha dejado enseñanzas. El sistema financiero aprendió que hay que ser muy prudente co el manejo de los riesgos”, indicó Cristofani. Para el presidente del Santander Río, aún en el momento actual hay oportunidades para los bancos argentinos. “El nivel de endeudamiento de las familias es bajo (en promedio en los países desarrollados equivale a 143 meses de ingresos de las familias, contra 3 meses promedio en la Argentina), y eso hace que el potencial para dar crédito sea enorme”, dijo.

También Clarisa Estol aseguró que en el país los bancos están “sub-prestando”. “Es muy bajo el nivel de crédito sobre el PIB. Más aún, si se tienen en cuenta los préstamos a largo plazo, como son los hipotecarios”, dijo. “Para que alguien se anime a dar o a tomar crédito a largo plazo falta certidumbre y seguridad jurídica, se necesita saber cómo se van a mover las variables”, indicó.

Bruchou remarcó que hace falta expandir el mercado local de capitales para contrarrestar las restricciones globales de crédito. También apuntó que el pago al Club de París es un buen primer paso, que debe complementarse con reglas de juego estables.

 Por Clara Agustoni.

Temas en esta nota

    Cargando...