Ante la baja de precios, los productores buscan alternativas para achicar costos

Pese a la vuelta a las retenciones fijas, los agricultores tratan de que no se les esfume la rentabilidad entre la caída de precios de los granos y los altos costos de insumos.

Por
15deSeptiembrede2008a las07:12

La nueva estructura de precios de los commodities, que le bajó un peldaño a las cotizaciones récord que se vivieron hasta junio, está empujando a los productores a encauzar una batería de estrategias para perder el menor margen de ganancias posible. Por eso, se espera que, apenas las lluvias permitan imprimir velocidad a la siembra de granos gruesos (girasol, maíz y soja), los agricultores intensifiquen instrumentos de ahorro a la hora de adquirir insumos.

El más tradicional mecanismo de ahorro solía ser el anticipo de compras, para evitar pagar aumentos futuros a la hora de precisar un insumo. Este año, sin embargo, sólo se usó hasta el 11 de marzo, cuando el Gobierno anunció su nuevo esquema de retenciones móviles a la exportación de los principales cultivos del país. A partir de entonces, en el sector reinó una etapa de incertidumbre que duró al menos cuatro meses, hasta el “voto no positivo” del Vicepresidente y presidente del Senado, Julio Cobos, al proyecto de convertir en ley ese sistema, el 17 de julio.

Sin embargo, la vuelta al sistema anterior de retenciones, como pedían los productores, no resolvió todos los problemas, pues los costos directos del sector aumentaron mientras que vino una baja en los precios de los commodities, y la sequía persistió.

Por eso, se intensificaron otras opciones para bajar costos, como la unión de productores en consorcios de compra para negociar mejor precio por volumen. Así se logran descuentos en semillas, fertilizantes y agroquímicos (costos directos) de entre 5% y 15% de descuento. “Sin embargo, es un mecanismo que permiten mayormente las empresas proveedoras medianas, y no tanto las primeras marcas”, reconoció un productor mediano de la zona núcleo.

Los pooles de siembra, que son compradores en gran escala, logran descuentos cercanos al 20% a través de alianzas con las grandes empresas, como la firma Cargill, que además de ser uno de los mayores exportadores de granos y subproductos del país es proveedor de fertilizantes y agroquímicos.

Un insumo excluido de este esquema es el combustible. Comprar gasoil al por mayor no trae ningún beneficio, ya que en el interior cuesta en promedio $ 2,80 el litro, precio hasta $ 1 mayor al del surtidor en Capital Federal.

Otra alternativa para los medianos productores son las segundas marcas, disponibles para los insumos directos (como fertilizantes, agroquímicos y semillas). “El productor de campo prefirió históricamente las marcas líderes, pero ahora está eligiendo alternativas”, indicó un empresario del sector de semillas. Para este insumo, elegir otra marca permite ahorrar por lo menos un 10%.

Con retenciones fijas volvió, aunque en forma incipiente, el canje de granos, una alternativa interesante, según indicó un economista del sector.

Por Julieta Camandone.

Temas en esta nota

    Cargando...