Provincias tendrán un déficit fiscal mayor a $ 1.000 millones este año

El gasto en personal creció más de 25%. El ajuste llegó por la obra pública, que se ubicó en los niveles de 2005. Los ingresos crecen a menor ritmo que las erogaciones.

Por
15deSeptiembrede2008a las07:33

Cada vez es mayor el deterioro de las cuentas públicas provinciales y para este año se prevé un déficit superior a $ 1.000 millones. Los distritos debieron ajustar los gastos en obra pública que ya se ubicaron en los niveles de 2005. Con la billetera del matrimonio presidencial alicaída, varios gobernadores se anotaron para la carrera presidencial de 2011.

Según un estudio de la consultora Economía & Regiones, el resultado primario, antes del pago de intereses de la deuda, observaría una reducción de 24,4% respecto al cierre 2007, aunque aún se mantendría en positivo ubicándose en $ 2.150 millones, una cifra que equivale a 0,2% del PIB.

El deterioro fiscal fue consecuencia de una suba de 26% del gasto mientras que los recursos lo hicieron al 24,8%. A su vez, el incremento de las erogaciones se debió principalmente al crecimiento de 36% en el gasto en personal. En promedio, los empleados públicos recibieron un aumento de 25% pero a su vez se incrementó la dotación de agentes.

“El continuo aumento de los salarios provinciales llevó a que el gasto en personal absorba una creciente proporción de los recursos de libre disponibilidad, reduciendo la capacidad de ajustar los gastos ante situaciones de crisis. Hacia fines de 2008, dicho ratio se ubicaría en el 59,8%”, comentó la consultora que dirige el economista Rogelio Frigerio. A esta dinámica se sumó una fuerte reducción de los envíos discrecionales de la Nación, lo que generó diversos cortocircuitos con las provincias y el enfrentamiento del matrimonio presidencial con los gobernadores de Córdoba y Santa Fe. Además, los mandatarios de San Juan y Chubut se sumaron a la carrera presidencial del 2011.

Por el lado de los recursos los ingresos de origen nacional, es decir lo recibido por coparticipación, treparon 28% mientras que los recursos propios de las provincias lo hicieron al 32%, en particular gracias a lo recolectado por el impuesto a los ingresos brutos y el impuesto a los sellos. El ajuste se hizo por el lado de la obra pública. La inversión en infraestructura como proporción de los gastos primarios caería a 11,6%, el menor nivel desde 2005, habiendo caído 1,9 puntos porcentuales con respecto al 2007.

La caída de ingresos en relación a los gastos puso en jaque la capacidad para pagar deuda de las jurisdicciones más comprometidas. Las necesidades de financiamiento rondan los $ 10.000 millones este año y sólo 14 de los 24 distritos están comprendidos en los Programas de Asistencia Financiera (PAF) que impulsó el Ejecutivo para refinanciar la deuda provincial. La Provincia de Buenos Aires fue la principal beneficiaria del programa con más del 50% del total de los fondos.

Según E&R, el stock de deuda del consolidado de provincias siguió en aumento y ascendería a $ 92.661 millones a fin de año, representando cerca del 68,4% de la totalidad de recursos corrientes estimados para 20008.

Temas en esta nota

    Cargando...