Congelaron el tren bala: ya ni figura en el Presupuesto 2009

Lo admitió ante Clarín una alta fuente del Gobierno. Afirman que la decisión se tomó porque no están dadas las condiciones financieras internacionales. Y que esto complica el acceso al crédito para concretar el cuestionado proyecto.

Por
16deSeptiembrede2008a las07:27

El financiamiento del tren bala no figura en el proyecto de Presupuesto 2009 que la Casa Rosada envió anoche al Congreso. La razón por la cual se lo excluyó fue el cambio en la situación financiera internacional, el aumento del costo del crédito --como se refleja en la suba del riesgo país-- y las dificultades que atraviesa la banca internacional. En especial del banco francés Natixis, que actúa como agente financiero en esa operación.

Solamente figuraría en el proyecto del año próximo una partida de 4 millones para los estudios de factibilidad del proyecto, según pudo averiguar Clarín entre altas fuentes del Gobierno.

Toda la partida presupuestaria ferroviaria se destinará a mantener y mejorar la red, dijo ayer en Olivos el jefe de Gabinete, Sergio Massa, sin mencionar el proyecto TAVE (Corredor Ferroviario Buenos Aires-Rosario-Córdoba).

El tren bala figuró hasta ahora en la planilla anexa al artículo 11 del Presupuesto 2008, bajo el rubro "Contratación de obras o adquisición de bienes y servicios que inciden en ejercicios futuros". Es una partida de $ 60 millones y una previsión de $ 485 millones para 2009 y de $ 972 millones para 2010. Y prevé un remanente de más de $ 10.000 millones para después de 2010.

Pero ahora esta previsión desapareció porque no habría garantías de que puedan obtenerse los créditos para cubrir los costos de la obra. Esto no quiere decir que se desista del proyecto, sino que no está asegurado el financiamiento para incluirlo en el Presupuesto.

Según la "ingeniería financiera" del proyecto que acordaron el Gobierno y el banco francés Natixis, cuando los Credit Default Swaps (CDS) superaban los 800 puntos básicos se podía posponer la emisión de los bonos. Los CDS son los seguros contra un eventual default del país que forman parte del costo financiero del proyecto. Ayer cotizaron a 973,70 puntos básicos.

Al mismo tiempo, los últimos balances del banco francés Natixis registraron caídas de beneficios y hasta pérdidas, en consonancia con las dificultades de los principales bancos del mundo ante la crisis hipotecaria y la contracción del crédito internacional. Como adelantó Clarín en julio, la primera emisión de los bonos por US$ 670 millones que fueron aprobados para la obra tuvo que ser postergada porque los CDS habían cerrado en 808,80 puntos básicos. Desde entonces siguieron subiendo hasta alcanzar ahora los 973,70 puntos básicos. Y el escenario internacional actual no permite prever que ese costo baje.

Iniciado a principios de 2006, el proceso licitatorio del tren bala concluyó en enero de este año con la adjudicación del proyecto al grupo Veloxia, que integran la francesa Alstom, las locales Emepa y Iecsa y la española Isolux. Para la obra, el Gobierno convalidó una atípica ingeniería financiera que arrimó el grupo constructor y el banco Natixis y que consta de un crédito a 30 años garantizado con la cesión de títulos públicos.

La primera parte del financiamiento comprende un desembolso parcial del crédito y la emisión de deuda 2008 por el equivalente a casi $ 2.100 millones, que se destinarán al pago de los anticipos.

En tanto, la segunda parte trepa a algo más de US$ 3.200 millones y abarca el resto del préstamo y la cesión de los bonos pautados para el período 2009-2011.

Ese cronograma quedó ahora entre paréntesis por el agravamiento de la crisis financiera y el aumento del costo de financiamiento para la Argentina.

Por Ismael Bermúdez.

Temas en esta nota

    Cargando...