La peor rueda en siete años

El Dow Jones se derrumbó 4,42% en su peor día desde los atentados. Ya se dice que la aseguradora AIG sería la próxima víctima. Se desplomó 61%n El Bovespa se hundió 7,6%. La bolsa local perdió más de 5% y los bonos hasta 4%. Hoy la Fed decide sobre la tasa y presenta balance Goldman Sachs.

Por
16deSeptiembrede2008a las07:35

A partir de ayer, nada parece seguro. Nadie se anima a predecir cuál será el alcance de la vorágine que desató en todo el mundo la histórica bancarrota anunciada por Lehman Brothers el fin de semana y la inmediata compra de Merrill Lynch por u$s 50.000 millones por parte del Bank of America. Los gurúes del mercado quedaron atados a estudiar, ahora, cuáles podrían ser las próximas víctimas fatales del sector financiero estadounidense.

Llueven, por estos días, las trágicas presunciones sobre los bancos estadounidenses: los regionales, como el Washington Mutual (-26,74%) y el Wachovia (-24,95%), y otros gigantes neoyorkinos, como Morgan Stanley y Goldman Sachs. Pero no serían ellos, sin embargo, los primeros en secundar la muerte de Lehman. Podría hacerlo mucho antes, por caso, la mayor aseguradora estadounidense American International Group (AIG), hoy en busca de una inyección de capital que le permita salir de la crisis. La empresa ayer vio caer sus acciones un 60,8%. La compañía perdió u$s 18.000 millones en los últimos tres trimestres, por avalar un gran número de bonos hipotecarios con alto nivel de morosidad. Y en un esfuerzo por evitar su colapso, la Reserva Federal pidió a los bancos Goldman Sachs y JP Morgan Chase que reúnan entre u$s 70.000 y u$s 75.000 millones para asistirla.(ver pág.4)

El pánico por estas compañías financieras fue lo que ayer derrumbó al Dow Jones, que terminó cayendo 4,42% (500 puntos). “Con la noticia conocida de Lehman podemos llegar a tener valores similares hasta los 10.800 puntos en este indicador, porque todavía falta que los balances de los bancos sigan mostrando problemas”, explicó el analista de Fimades, Santiago López Alfaro.

La bolsa brasileña derrapó 7,6%, su mayor derrumbe en siete años, mientras que la bolsa argentina –que ya acumula un rojo de casi 30% en el año– perdió 5,2% en su peor día desde el 21 de enero. Los bonos locales rojos de hasta 4% (ver pág. dos).

Hoy las miradas estarán puestas sobre la decisión que tomará el Comité de Política Monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), respecto las tasas de interés, actualmente en 2% (ver pág. tres) Además, hoy y mañana se publicarán los balances de Goldman Sachs (-12,13%) y Morgan Stanley (-13,5%), dos de las compañías que se ven con altos niveles de vulnerabilidad.

Ayer, las cifras oficiales que se conocieron sobre la economía de Estados Unidos dieron el último golpe: el indicador de producción industrial de Nueva York cayó 7,4% y la capacidad utilizada alcanzó apenas el 78,7%, contra el 80% estimado por el mercado. “Todo hace a una economía que se desacelera a una velocidad bastante rápida, con un sector financiero en serios problemas. Como ciclo mundial y macro, los próximos años que vienen son de deflación. El mundo empezará a moverse a una posición defensiva deflacionaria. Eso se ve en China y Nueva Zelanda, que ya cortaron las tasas de interés”, explicó a el analista de BCP Securities New York, Walter Molano.

Ayer, el Gobierno de Estados Unidos apareció prácticamente resignado. Y a la hora de transmitir “calma” a los inversores sólo hizo hincapié sobre el futuro más lejano. El propio presidente George Bush reconoció que, “en el corto plazo, los ajustes pueden ser dolorosos”; pero advirtió que, “en el largo plazo” confiaba en que “nuestros mercados de capitales son flexibles y resistentes, y que pueden lidiar con estos ajustes”.

Temas en esta nota

    Cargando...