10 claves y refugios para cuidar la plata en la tormenta financiera

Ante la caída en el valor de los bonos y las acciones, los ahorros están huyendo hacia instrumentos más conservadores, que eviten al menos pérdidas nominales.

17deSeptiembrede2008a las07:45

Propiedades

Para el mercado inmobiliario local, la crisis en Estados Unidos, presenta un panorama poco auspicioso, y se espera que la baja drástica de precios de viviendas que se está dando en EE.UU y Europa (40% promedio) tarde o temprano llegue, en forma más moderada, al mercado local. Por esta razón, los precios tenderían a la baja o, al menos, se prevé una detención de las subas que llegaron al 20% en promedio en lo que va del año. Aquí entran a jugar no sólo aspectos financieros, sino también psicológicos: "En épocas de pánico, los ahorristas prefieren refugiarse en activos tangibles, como casas o departamentos, aunque pierdan algo de valor, y huyen de los papeles", dice un directivo de la Bolsa de Comercio.

Bonos del tesoro

Fueron tradicionalmente "el" refugio de valor por excelencia. Y aunque rinden poco y nada (un título del Tesoro de los EE.UU. paga 1,2% anual y uno a 10 años un 3,30%) y están en el epicentro del terremoto financiero, fueron fuertemente emandados tras la caída el banco Lehman por ahorristas argentinos. "Si llega a haber un default el Tesoro norteamericano, entonces quiere decir que ninguna inversión está a salvo", explica el economista Eduardo Blasco, director de Maxinver, "por más que rindan muy poco, en estos tiempos es una forma de no perder y mantener el valor en dólares, que es la moneda en la que pensamos los argentinos cuando ahorramos", agrega el economista.

Euro

En abril de este año el euro llegó a 1,60 dólar por unidad y alcanzó su valor récord histórico. Su buena performance y el hecho de que se trató de un ciclo alcista largo provocaron que un 15% de las carteras locales se pasaran a la moneda europea. Pero en las últimas semanas la tendencia se revirtió, y con el traslado de la crisis subprime al Viejo Continente el consenso entre los economistas es que el euro podría seguir debilitándose. "La eurización de carteras se frenó hace ya un mes y medio, a lo que hay que sumarle que los argentinos están acostumbrados a ahorrar en dólares", explica un analista de banca de inversión de una entidad de las grandes.

Dólar

En el Presupuesto se fijó una pauta de 3,19 pesos por dólar para 2009, y en el Relevamiento de Expectativas de Mercado que hace el BCRA el promedio de proyecciones está en 3,35. A estos valores, apostar al dólar implicaría una pérdida de valor real de los ahorros, puesto que la inflación esperada por los privados (23%-25%) será mayor. Fuentes del BCRA dijeron a Clarín que la idea en el corto plazo es mantener el valor de la divisa de EE.UU. bajo, aunque permitiendo una gradual y leve recuperación hasta el entorno fijado en el Presupuesto. "Cuando vemos que sube la demanda, ahí intervenimos fuerte", explicaron.

Plazos fijos

Para los consumidores que dispongan de dinero, pero no les alcanza para la compra de una propiedad o de un auto, los plazos fijos en los bancos constituyen una opción para "no perder" tanto dinero, señalan los analistas. Las tasas que pagan los bancos por los plazos fijos en pesos van del 12% al 17%. Con lo cual, preservan el ahorro en cuanto a "seguridad" pero no lo hacen frente a la inflación "real". La opción en dólares todavía es menos tentadora porque las tasas son inferiores. Para las empresas, en cambio, los plazos fijos siguen siendo una opción de valor, que es complementada en general con la compra de bonos o de letras del Banco Central.

Bienes durables

Los bienes durables, como electrónicos y electrodomésticos, podrían ser alcanzados por una baja de los precios. "Con lo cual, podrían sumarse a las opciones de inversión, pero no en el corto plazo", según el economista Ricardo Delgado

Temas en esta nota

    Cargando...