La reapertura del canje tiene el apoyo de 25 fondos de inversión

En el Gobierno se esperanzan con lograr una adhesión global superior al 90%. La oferta es más atractiva de lo previsto. Habrá cupón PIB para todos los que entren al canje.

25deSeptiembrede2008a las07:39

Al menos 25 grandes fondos de inversión ya están haciendo cola para entrar a la reapertura del canje de deuda que anunció el Gobierno a comienzos de esta semana. Se trata de una serie de hedge funds que firmaron semanas atrás un pre acuerdo con los tres bancos organizadores de la operación (DeustcheBank, Citigroup y Barclays) para entregar los títulos en default que fueron adquiriendo en los últimos meses ni bien se habilite esta opción.

Precisamente, estas dos docenas de fondos son los que le garantizarían al Gobierno un nivel de adhesión mínimo de u$s 10.000 millones sobre los u$s 18.000 millones en bonos que hoy continúan en cesación de pagos. Fuentes cercanas a la operación confirmaron a El Cronista que entre los que participarán del canje figuran nombres emblemáticos de la primera reestructuración de la deuda –concretada en 2005– como los fondos de Grammercy y Fintech. Este último emparentado con el magnate mexicano Carlos Slim, de buena sintonía con el matrimonio Kirchner.

En el Gobierno se esperanzan ante este escenario y afirman que la adhesión podría superar los u$s 15.000 millones. De ser así, la aceptación del canje –sumando el 76% logrado tres años atrás– superaría el 90%. Una cifra que podría persuadir al mundo financiero (incluido el FMI y al propio juez Thomas Griesa, que sigue las demandas contra argentina en Nueva York) a convalidar que finalmente el país salió del default.

Otros bonistas, en cambio, rechazan la propuesta del Gobierno. Es el caso de las asociaciones que agrupan a los ahorristas pequeños en Argentina, Italia, Alemania y EE.UU. También los grandes fondos buitres, cuyo negocio es la industria del juicio. Es el caso de Elliot y Dart.

Pero, ciertamente, si estos fondos que ahora están dispuestos a ingresar al canje de la Argentina compraron los bonos en default cuando estaban a bajo precio –con una paridad de entre 25% y 30%– ahora tienen la oportunidad de hacer un buen negocio. Algunos informes privados de bancos de inversión hablan de una ganancia del 20% en dólares en los sólo cuatro meses que tomará el canje.

Esto es así porque a cambio del título en default obtienen un bono Discount (con quita del 65%), pero que va a cotizar con una paridad más alta porque es un título performing más un cupón atado al PIB. El cupón ligado al crecimiento, que finalmente se va a entregar a quienes acepten el nuevo canje, es una zanahoria más que interesante para los inversores que el Gobierno intentó que pasara desapercibida. Este instrumento ayer cerró en torno a los u$s 9. En este caso, no incluye los pagos de 2006 y 2007, años con fuerte crecimiento.

A todo esto, el ministro de Economía, Carlos Fernández y el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, se encuentran en Nueva York cumpliendo con una intensa agenda de reuniones con inversores, funcionarios y representantes de organismos internacionales. También tendrán encuentros con el estudio de abogados Cleary, Gottlieb, Steen & Hamilton que asesora a la Argentina en la reapertura del canje de deuda y los juicios que siguen los bonistas. El pago al Club de París, asimismo, estará presente en varias reuniones bilaterales con funcionarios de otros países.

Ayer el abogado de los acreedores que siguen una acción de colectiva contra la Argentina en Nueva York, Pablo Giancaterino, confirmó que la propuesta de la reapertura del canje debería ser homologada ante la justicia estadounidense para darle “más legalidad a la operación”.

Giancaterino explicó que “la ley federal de procedimiento civil de los Estados Unidos es muy clara”. Y precisó que “como muchos juicios están muy avanzados, la regla dice que no se puede

Temas en esta nota

    Cargando...