El agro decide hoy cómo será la protesta

Al mediodía se reúne la Comisión de Enlace, que debate convocar al paro o esperar los anuncios prometidos por el Gobierno.

30deSeptiembrede2008a las07:12

Los dirigentes ruralistas deshojarán hoy la margarita desde el mediodía y hasta que anochezca: volver o no a las rutas para reclamar soluciones a los reclamos para el sector será el eje de la reunión que mantendrá la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias en la sede de Federación Agraria, en el microcentro porteño.

Los dirigentes del campo, que entre marzo y julio pasados lideraron la mayor protesta ruralista de la historia, están muy enojados. Pero es todavía mayor el malestar entre los productores de base, que en las recientes asambleas de la Sociedad Rural, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y Federación Agraria se expresaron en favor de un nuevo plan de lucha. Ni las recientes lluvias, escasas pero muy agradecidas, hicieron aflojar a esos productores el ceño (de lo que se informa en la sección Economía, página 3).

Para colmo, los altos precios que las commodities agrícolas sostuvieron los últimos cinco años se derrumbaron por la crisis en los mercados globales. Y en el ruralismo hacen cuentas: al Gobierno le costará recaudar por retenciones lo que tiene previsto en su proyecto de presupuesto, con lo cual es poco probable que modifique las alícuotas tal como pide el agro.

Además, un día antes de que el campo anuncie lo que ya tiene decidido, la vuelta a las protestas, el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, amagó con tomar medidas en favor de los productores afectados por la prolongada sequía y dejó trascender por la agencia Télam que se analizó el tema siempre candente de las retenciones.

"El anuncio de un posible anuncio de que va a haber un anuncio no cambia nada. No tuvimos respuesta a nuestros pedidos, y las condiciones están dadas para que tengamos un conflicto en puerta", adelantó ayer el presidente de la Rural, Hugo Luis Biolcati.

De la reunión de la Comisión de Enlace también participarán los presidentes de Federación Agraria, Eduardo Buzzi; CRA, Mario Llambías, y el vicepresidente de Coninagro, Carlos Garetto. Al cierre de esta edición, las entidades no habían recibido llamada alguna del secretario Cheppi. Tampoco la esperaban.

Para la semana próxima, cuando debería concretarse el nuevo paro agropecuario, tal como propone la Federación Agraria, Agricultura le prepara a la presidenta Cristina Kirchner un acto con pequeños productores. Será lejos de la pampa húmeda, en pleno conurbano bonaerense, más precisamente en Moreno, de donde es oriunda la subsecretaria de Producción Agropecuaria y Forestal, Carla Campos Bilbao (esposa del intendente de ese partido, Andrés Arregui).

En los últimos días, los ruralistas regaron el camino hacia la protesta con fuertes críticas a la administración Kirchner.

Sin embargo, entre los dirigentes todavía hay algunas dudas acerca de llamar al paro. "¿Y después cómo hacemos para bajar a la gente de las rutas? ¿A cambio de qué se van a bajar los productores?", preguntó a LA NACION un ruralista, antes de recordar que durante el conflicto por las retenciones móviles la presencia de los productores en los caminos fue muy fuerte.

Gradualidad
Para las entidades del sector, la otra cara de la moneda es el riesgo de que sean los propios productores -entre los que hay autocovocados que no responden necesariamente a las directivas orgánicas- los que salgan a las rutas. Sobre todo porque las idas y venidas de las últimas semanas reeditan las de los últimos dos años: "Siempre ha sido así: cuando el campo dice que va al paro, el Gobierno anuncia con bombos y platillos cambios o ayudas que luego no llegan, lo cual apura la convocatoria a la protesta y rompe el diálogo. Los Kirchner no están dispuestos a dar nada", se quejó una fuente del agro.

Ayer, entre los dirigentes del campo crecía el consenso ace

Temas en esta nota

    Cargando...