El dólar toma envión pese a la fragilidad de la economía

Aun cuando Estados Unidos está en el epicentro de la crisis financiera, la moneda de ese país se fortalece. Los inversores desconfían más de las monedas europeas.

01deOctubrede2008a las07:51

En Estados Unidos está el origen de la crisis financiera y al parecer, allí se encuentra también la solución. Al menos eso es lo que muestra el comportamiento del dólar que, en contra de todos los pronósticos, se ha convertido en la moneda más buscada por los inversores en el último trimestre. La divisa estadounidense se apreció contra casi todas las monedas del mundo: sólo el yen japonés, clásico refugio contra las turbulencias, sedujo más que el billete verde en los pasados tres meses. El euro, el franco suizo y la libra esterlina perdieron y todo indica que seguirán en desventaja.

“El dólar atrae a los inversores porque tiene tres ventajas fundamentales: es un activo líquido, todo el mundo entiende de qué se trata y (más importante), al final del día, persiste la idea de que el Tesoro de EE.UU. es el más solvente del planeta”, explicó Pablo Rojo, economista de Río Bravo Inversiones.

Es cierto que se habla de que la economía de Estados Unidos atraviesa su peor crisis desde la depresión del ‘30. Además, se dice que el famoso plan de rescate que busca aprobar Bush obligará al Tesoro a emitir moneda. Pero si bien ambos factores podrían golpear de lleno al dólar, hasta ahora poco y nada de ese efecto se está viendo en el comportamiento de la divisa. Concretamente, en septiembre casi todas las principales monedas del mundo perdieron contra el dólar: la libra esterlina cayó 1,33%, el franco suizo, 1,96%; el yuan chino, 0,3%, el real brasileño, 13,2%, y el euro, 4,5%.

La moneda europea, que venía apreciándose a pasos agigantados en los últimos años, acumuló una baja del 10,6% en el trimestre que se cerró ayer. “Hay varios motivos por los que el euro pierde terreno. El primero, es que en estos últimos días se confirmó que Europa está comprometida seriamente en la crisis financiera mundial. Desde el domingo hasta ahora se ha tenido que nacionalizar al menos a cuatro entidades”, dijo Horacio Rosales, analista de monedas de Arpenta Sociedad de Bolsa. Ayer, el euro retrocedió 2,5% hasta u$s 1,41, su mayor baja desde enero del 2001. La moneda llegó a bajar 3% a comienzos del día, lo que supone su peor tropiezo desde que fue introducida en 1999. El hecho de que Francia y Bélgica tuvieran que rescatar a la empresa financiera Dexia fue el detonante, que también golpeó a la libra esterlina y el franco suizo. El dólar ha tenido entre junio y septiembre su mejor trimestre en 16 años frente a esas dos monedas: el franco suizo cayó 9% y la libra se depreció 10,63%. Y se cree que esta tendencia continuará.

En este contexto, parece quedar claro que, aún cuando sea por debilidad de los otros más que por fortaleza propia, el dólar sonríe cuando hay recesión en el mundo. “La moneda estadounidense tenderá a apreciarse en un contexto de descaleración económica amplia, y con tasas de interés en pausa”, dijo el economista jefe de un banco local, que prefirió no ser nombrado.

En relación a las tasas, hay bastante consenso entre los economistas respecto de que tanto Europa como EE.UU. las dejarán sin cambios por un tiempo. De hecho, aún cuando en la actualidad el mercado le asigna 41,5% de probabilidades a un recorte de 25 puntos básicos en las tasas de la Reserva Federal, muchos inversores piensan que Bernanke no ha dado señales de que vaya a efectuar un recorte. “Los futuros de las tasas muestran que los inversores está reclamando una baja, pero eso no quiere decir que la Fed vaya a realizarla”, dijo el economista jefe.

Por todo esto, hoy por hoy el dólar se perfila como la moneda mejor plantada ante las turbulencias. Sólo el yen japonés le hace sombra: en el último trimestre, supo mantenerse firme contra la divisa estadounidense

Temas en esta nota

    Cargando...