Con bonos en picada, vuela otra vez el riesgo argentino

Presionan la caída en las materias primas, la recesión global y la aversión al riesgo. Decepcionó la defensa del Indec de Massa en el Congreso. Hubo caídas de hasta 8%.

02deOctubrede2008a las08:24

No alcanzan los anuncios, aunque busque ganarse la amistad de los mercados. Por ahora, todo conduce a suponer que el crédito podría quedarle prácticamente vedado a la Argentina de los próximos años: ayer, los bonos se desplomaron y alcanzaron rendimientos superiores al 20%; el riesgo país avanzó hacia nuevos récords, liderando el de todas las economías de la región, y el Credit Default Swaps (CDS), a dos y cinco años, quedó en otro máximo.

El problema, dicen los analistas, es que los anuncios sigan siendo, por ahora, “anuncios” y que mientras tanto pesen sobre el país otros factores, que ya son “certezas”: la caída en el precio de las materias primas, la desaceleración global y la mayor aversión al riesgo emergente. Eso explica todo: el riesgo país de la Argentina avanzó el último mes más de un 40%, y llegó a superar ayer, por momentos, los 1.000 puntos básicos (hasta cerrar en 990 pb). Es ahora el más “alto” de la región, porque se ubica por encima del que tienen las economías más vulnerables, como Ecuador (974) y Venezuela (951). Y es, también, el más “rápido”, porque en 30 días escaló más de 309 puntos básicos (contra 91 pb de Brasil; 250 pb de Ecuador; y 106 de Uruguay).

“El riesgo país sube hoy más que nada por factores externos, que afectan mucho a nivel local. Los emergentes, los menos calificados, los que tienen todas las de perder ante esta volatilidad, están siendo testeados”, explicó el economista de M&S Consultores, Facundo Martínez.

El riesgo mide la consultora Ecolatina (el IRFE), que sólo incluye bonos en pesos, cerró ayer en 1.409 puntos.

Hace tres ruedas, ya, que los títulos locales mueven pocos negocios. Pero, mientras tanto, prolongan su desplome: ayer hubo caídas más fuertes que las de los últimos días, que se sintieron especialmente en los bonos de legislación extranjera que determinan el riesgo país: el Descuento en dólares (-4,17%) y el Par en dólares (8,33%). Además, volvió a decepcionar la defensa que hizo del Indec el propio jefe de Gabinete, Sergio Massa, durante su presentación del informe de gestión en el Congreso: el funcionario pidió “terminar con los mitos y sensaciones”, y convocó a una discusión con los técnicos del organismo “sobre muestras reales”. Todo dicho: el Descuento en pesos cayó 3,09%; el Pre8, 1.26%; el Pre 9, 1,74%; el Boden 2014, 2,36%; el Bogar18, 1,42%. Para hoy, el Gobierno anunció una nueva licitación de recompra de deuda, por hasta

$ 100 millones, que se concentrará en los cupones PIB, pero que, hasta ayer, no despertaba demasiado entusiasmo.

Al cierre de ayer, el bono colocado a Chávez (a una tasa del 15%) rendía cuatro puntos más que a mediados de agosto pasado. Eso indica que, si la Argentina decidiera salir a los mercados en las condiciones actuales, y por el mismo monto que acordó con el estadista bolivariano, debería pagar por ello un interés del 19%. Y que, a este costo, el riesgo país debería ubicarse en 1500 puntos. “Cuando avance la operación del canje, quizá se reduzcan estos costos de financiamiento para el país. Deberíamos lograr una tasa del 10% ó 12% anual, que es la que se está evaluando en la renegociación. Porque, si se concreta, elimina el peligro de default del año que viene”, opinó el economista Enrique Szewach.

Ayer, los Credit Default Swaps (el seguro para cubrirse de un incumplimiento de pago en un bono o un préstamo) a dos y cinco años se ubicaron en un nuevo máximo, de 1065 puntos básicos; con lo que el “gap” entre ambos quedó en cero. Una muestra de que, hoy, el temor de los inversores a un default es tan alto para el mediano plazo, como para el corto.

Por Ignacio Olivera D

Temas en esta nota

    Cargando...