Las expectativas de inflación se ubican en el 25,3% anual

Apenas uno de cada cuatro argentinos creen en el Indec.

Por
04deOctubrede2008a las08:20

Los argentinos perciben que la inflación real es el triple de la que informa el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), sólo dos de cada diez familias puede ahorrar y la confianza del consumidor cayó a los niveles de hace dos años y medio. Todas estas conclusiones surgen de la última encuesta sobre las expectativas de los consumidores de la Fundación Mercado.

"La crisis internacional sólo agrega algo de preocupación a la desconfianza interna, que se consolidó como tendencia en el tercer trimestre", sostiene el informe.

Los consumidores estimaban el mes pasado una la inflación real anual del 25,3%, muy por encima de la que arroja el índice de precios al consumidor (IPC) del Indec, al cual le cree sólo uno de cada cuatro argentinos, según el relevamiento.

No sólo existe una arraigada percepción de una inflación elevada -algo que convalidan los relevamientos de precios privados-, sino que además las perspectivas de los consumidores son, cuando menos, pesimistas: sólo un 1,3% piensa que los precios bajarán, frente a un 30,5% que prevé que aumentarán al ritmo actual, y un 68,2% que anticipa una aceleración de la inflación.

El trabajo de la Fundación que dirige el economista Dardo Ferrer considera que "la percepción de alta inflación obliga a quienes tienen algún margen de operación a comprar divisas o bienes de reserva de valor, mientras que aquellos que no pueden acceder a otras opciones reducen sus expectativas al verificar el efecto del impuesto inflacionario".

La caída en el índice de confianza del consumidor -fue del 12,6% respecto del mismo mes del año anterior- consolida un escenario negativo "producto de una disminución de la percepción de la situación presente y estancamiento de las expectativas". Con todo, en septiembre hubo una mejora en las expectativas vinculadas con los ingresos, pero debido a la inflación, esa percepción no se trasladó al ahorro. "El aumento de expectativas de ingreso, como en el mes anterior, no se traslada a las expectativas de ahorro debido a la persistencia de la percepción de un escenario inflacionario".

La mayoría de los economistas anticipan que la desaceleración de la economía, que comenzó a fines del año anterior, se profundizará este trimestre, el último del año. La crisis financiera internacional, que parecía bajo control meses atrás pero que ahora recrudeció de tal manera que nadie sabe dónde terminará, no hace más que enturbiar el horizonte. Con todo, el informe deja margen para el optimismo al afirmar que el pulso del consumo, corriente y durable todavía "es alentador, pero la tendencia marca claramente el pasaje hacia valores menores que los máximos alcanzados en los últimos tiempos".

La encuesta se realiza en ocho ciudades de todo el país, incluida la Capital Federal.

 

Temas en esta nota

    Cargando...