7 consejos de economía cotidiana para decidir en plena tormenta

¿Conviene reservar ya las vacaciones o esperar? ¿Ahorrar en dólares o apostar a un plazo fijo? Las respuestas a muchos de estos dilemas cambia con la crisis de los mercados.

08deOctubrede2008a las07:42

Vacaciones 08

Por estos días comienza la temporada fuerte de reservas de alquileres y paquetes turísticos para las vacaciones. ¿Conviene resolver el tema ya? "Hay que esperar, definitivamente", dice Marcelo Elbaum, de Convexity Asset Management. El autor del libro de finanzas personales "Hombre Rico, Hombre Pobre" marca que existe un rezago temporal en la adaptación al nuevo contexto. Como la crisis es más grave que la esperada, en algunas semanas eso se notará en mayor oferta de alquileres y mayor poder de negociación de los veraneantes. La recomendación de esperar es particularmente válida para quienes planean ir a Brasil: con el real en el tobogán (el dólar subió allí 43% en dos meses), cuanto más sobre la hora se tome la decisión, menor será el costo en dólares de las vacaciones.

¿Dólar o plazo fijo?

Con una inflación "real" más cercana al 20% en 2009 por la desaceleración que llega al 30% en 2008, la tasa de interés de los plazos fijos (hoy en torno del 13%) se volvió más atractiva en términos relativos. El sector bancario está sólido y sentado sobre un buen colchón de liquidez, por lo que la apuesta luce segura.
Pero las presiones a la suba del dólar en 2009 son muchas: mayor debilidad fiscal por la baja en las commodities, devaluación acelerada en Brasil, menos oferta de dólares por fuga de capitales, crecimiento de los costos internos en dólares, etc. Si se piensa que el dólar de acá a un año puede estar encima de $ 3,67, entonces convendrá el ahorro en esa moneda. Hoy el consenso está algo por debajo, en $ 3,60.

¿Comprar o alquilar?

Los analistas que no pertenecen al sector inmobiliario hablan de un ajuste en el valor de las propiedades en 2009 del orden del 15%. El segmento premium, hasta ahora un refugio de valor para inversionistas locales y del exterior, compite con propiedades en EE.UU y Europa cuyo precio está en caída libre. "Al pequeño inversor le recomendaría que espere dos meses para ver cómo se desenvuelve la crisis externa y después se quede líquido, en dólares", aconsejó ayer Eduardo Costantini. Mientras tanto, subirá el poder de negociación de los inquilinos.

Bajar un cambio

Las emociones fuertes suelen ser sinónimo de malas decisiones de inversión. "Más que nunca, es en estos momentos cuando hay que tener la cabeza fría y no dejarse llevar por los impulsos", aconsejan en la casa de inversiones norteamericana CharlesSchwab, "los que toman decisiones bruscas son los que les hacen más daño a sus ahorros". Recomiendan actuar con cautela y, si la ansiedad ataca, autocontrolarse y dejar de monitorear tan seguido las noticias financieras. Los académicos de la economía del comportamiento comprobaron que los hombres son más ansiosos, volátiles en sus decisiones y, por lo tanto, peores inversores que las mujeres.

Adiós "Padre Rico"

Con más de 100.000 ejemplares vendidos, durante la pos-crisis "Padre Rico, Padre Pobre", de Robert Kiyosaki se convirtió en una biblia para muchos emprendedores. La moraleja: huir de los trabajos en relación de dependencia y montar un proyecto propio. Con la crisis, un trabajo estable, con obra social, pasa a ser un refugio más atractivo. Puede que en 2009 haya más "cuentapropismo" que "entrepeneurship": "Van a nacer muchas connsultoras", lamenta un ejecutivo del sector bancario, un rubro que espera un ajuste.

Refugio en durables

Este fin de semana se consiguieron plasmas de 32 pulgadas por $ 1.000 menos que hace dos meses. Con stocks de autos en alza, comenzaron las bonificaciones y para algunos modelos se consiguen hasta un 10% por debajo del precio de lista. Los durables pierden terreno

Temas en esta nota

    Cargando...