Avanza un rescate financiero mundial que incluirá a economías emergentes

Henry Paulson llamó a una reunión extraordinaria el sábado en Washington para coordinar estrategias frente a la crisis. La Argentina estará presente.

Por
09deOctubrede2008a las07:49

El secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Henry Paulson, confirmó ayer que aprovechará la Asamblea Anual del FMI y el Banco Mundial que se realiza en Washington para coordinar el fin de semana un plan de rescate financiero mundial que incluirá a las economías emergentes, como la Argentina. El plan, que adelantó El Cronista en su edición del martes, era un rumor intenso en la capital estadounidense luego que los intentos unilaterales del gobierno de George W. Bush y algunos países de Europa arrojaran magros resultados.

Ayer se observó un anticipo de esta estrategia coordinada a nivel mundial. Fue cuando a primera hora del día tanto la Reserva Federal como el Banco Central Europeo decretaron una baja de medio punto porcentual en la tasa, para inyectar más liquidez a los mercados e intentar calmar a los inversores. Esta movida, sin embargo, tuvo un modesto efecto (ver F&M).

El Banco Central Europeo bajó por primera vez desde junio de 2003 las tasas a 3,75%. En Estados Unidos quedó a 1,5%, y en el Reino Unido (que anunció un plan de salvataje de los bancos británicos valuado en unas 50.000 millones de libras) bajó a 4,5%.

En este contexto, Paulson llamó ayer una ‘megacumbre‘ mundial que se realizará el sábado en la capital estadounidense. Será un encuentro extraordinario del Grupo de los 20, que incluye a los países más desarrollados del mundo y otras naciones en vías de desarrollo, como Brasil y la Argentina.

Por la Argentina estará llegando mañana el ministro de Economía, Carlos Fernández, acompañado por el presidente del Banco Central, Martín Redrado, y otros miembros del equipo económico. Paulson adelantó que ya se había contactado con el Gobierno de Brasil para coordinar la reunión. Mantuvo una conversación telefónica con el Ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, quien actualmente preside el G-20.

Precisamente el gobierno de Brasil defendió ayer la necesidad de que los países emergentes se reúnan para analizar la crisis financiera y adoptar una posición conjunta. “Si, como muchos dicen, los países emergentes son más parte de la solución que del problema, entonces es necesario que también tomen parte de la decisión‘, afirmó el ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Celso Amorim.

A todo esto, Paulson declaró que no habría que descartar más quiebras de bancos en EE.UU. “Debemos reconocer una cosa, incluso con las nuevas medidas tomadas por el Tesoro, algunas instituciones financieras quebrarán”, advirtió.

El G-20 está integrado actualmente por 23 países, de los cuales 12 son latinoamericanos: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Cuba, Ecuador, Guatemala, México, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

El Banco Central de China también bajó ayer su tasa en 27 puntos porcentuales. Otros organismos oficiales que recortaron el costo del dinero fueron los de Suiza, Canadá y Suecia. En Europa los ministros de Economía y de Finanzas se reunieron en Luxemburgo para ampliar la garantía de depósitos bancarios de 20.000 a 50.000 euros.

Horas después, España, Holanda, Austria, Grecia y Bélgica aumentaron por su cuenta la garantía mínima a 100.000 euros.

Temas en esta nota

    Cargando...